4 formas de prevenir los desmayos en el embarazo

0
934

Tic tac, tic tac, pasan los días y el cuerpo va cambiando. Poco a poco observas como ya crece más esa barriguita, crece la ansiedad, y por instantes aparecen unos mareos que te dejan agotada y con ganas de quedarte en cama todo el día. Tranquila, sin alarmas ni presiones, que no eres la única. Esto se debe a tu embarazo.

Sólo para recrear como anda tu organismo por dentro, imagina, tu cuerpo produce justo ahora el motor de vida necesario para ti, y para tu futuro hijo, como entenderás, es como si pusieras un volkswagen por una subida empinada, y encima de eso le colocaras mucho peso por dentro, a ratos el auto querrá apagarse y en otras se recalentaría con tales exigencias, ¿no crees? Bueno, algo así se encuentra tu cuerpo ahora. Por lo que debes ser paciente, tolerante, e investigar cada día qué puedes hacer para sentirte mejor.

prevenir desmayos en el embarazoAl hablar de desmayos durante el embarazo, se le relaciona directamente con la presión baja o presión muy alta. Tu cuerpo demanda sangre, oxigenación, hay procesos metabólicos y procesos de circulación por dos, así que este síntoma no debería extrañarte. Podrías empezar a plantearte hacer ejercicios de respiración. ¿Respiras correctamente? Eso ayuda, te oxigena el sistema nervioso central (cerebro y áreas cercanas), y a tu cuerpo en general.

Expertos señalan que algunas mujeres tienen cambios hasta de un 50% respecto a temas de la irrigación sanguínea y circulación. Capilares, venas y arterias están sobre exigidos, y algunas chicas suelen adaptarse rápidamente a tales procesos, pero no todos somos iguales, es por esto que aquí te enseñaremos 4 formas de prevenir los desmayos en el embarazo, en pro de una salud más enérgica y activa para ti y el bebé.

Alimentación y vida sana. Recuerda consumir la cantidad necesaria de frutas, verduras, vegetales, e hidratarte adecuadamente. Lleva contigo un pequeño termo con agua. Incluye en tu dieta alimentos ricos en hierro como la espinaca, mora, espárragos, y acelgas. También puedes agregar al desayuno cereales y nutrientes naturales como el yogurt. Por otra parte, nada de bebidas alcohólicas, drogas o medicinas fuertes. Algunas chicas comenten el error de tomar medicamentos que controlen la presión arterial sin una previa cita al gineco-obstetra, lo cual es un error nocivo tanto para el bebe como para la madre.

Dormir más de 7 horas por día. Recuerda, debes tener espacios de descanso, de tranquilidad. Convivir con los tuyos en un ambiente armónico, si la situación la sientes difícil, cálmate, e intenta sacar lo positivo de cada momento. Nada de estrés mayor, ni peleas fuertes. Si sientes que quieres descansar, sólo hazlo. Si vas manejando y te sientes mal, detente, toma unos minutos o pide ayuda desde el móvil. Busca posiciones que lleven la sangre hasta el área de la cabeza, y realiza suaves masajes en ella cuando sientas fatiga. Puedes también recostar el tronco de tu cuerpo al suelo, y elevar las piernas pegándolas en una pared para tener mayor soporte, este tipo de postura descongestiona la presión en las piernas y lleva oxígeno y sangre a la zona cerebral.

Realizar prácticas deportivas. Como el yoga, la meditación o la danza, estos ejercicios pueden fortalecerte para evitar estos episodios donde crees que te desmayarás. Si estás sola, y ni ánimo tienes de masajearte o cambiar la pose, respira, largo y profundo durante varios minutos hasta estabilizarte.

Cambios bruscos, no. Tu barriguita lleva un tesoro dentro, debes protegerlo. Alejarte de sitios muy fríos o muy calientes. Busca siempre tener corrientes de aire fresco y estar en sitios en donde te sientas cómoda con tu temperatura corporal. Por otra parte, reduce los posibles impactos en tu cuerpo, ser cuidadosa con los movimientos, estiramientos y/o posiciones en tu diario proceder. Inclusive al dormir. Si estás de pie y deseas sentarte, hazlo con calma. Y si estás acostada y te levantas, también. Recuerda que debes darle tiempo a tu sistema sanguíneo de bombear la sangre necesaria a todas las áreas de tu cuerpo.

Recuerda que los consejos aquí citados son netamente informativos, para aclarar dudas de modo más profundo, siempre lo más recomendable es que te acerques a un médico de confianza.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here