9 tips para lograr una alimentación saludable para niños

9 tips para lograr una alimentación saludable para niños

0 437

La alimentación es la base para un desarrollo y bienestar físico y cognitivo apropiado. Esta es una premisa que hay que inculcarles a los niños desde muy pequeños. La salud de las personas depende de la alimentación que reciben, así como de la actividad física que frecuenten. Es importante educar desde pequeños a los niños a llevar una alimentación completa y balanceada, que integre todos los nutrientes necesarios para su correcto desarrollo y crecimiento.

Estudios han demostrado que los niños que comen más adecuadamente suelen ser más atentos, activos y tener más energía física y mental.

Para ayudarte con esta misión, te presentamos a continuación algunos secretos básicos para dar una dieta saludable a los más pequeños de la casa.

Tips para lograr una alimentación saludable para niños

1. Controlen ustedes las compras: Como responsables del hogar, son ustedes quienes deciden qué alimentos comprar, cómo cocinarlos y cuando servirlos. Si se llevan a los niños al supermercado, asegúrense de no caer en manipulaciones para que les compren productos que ellos quieran, en especial si se trata de alimentos sintetizados, dulces y frituras. Para esto, resulta muy útil elaborar una lista con los artículos necesarios para la cocina, priorizando esencialmente aquellos que son estrictamente indispensables.

2. Los horarios deben respetarse: Las horas de comer deben establecerse y mantenerse de manera cotidiana. Al enseñarle a sus hijos que a las 8 am es la hora del desayuno, y a las 12 pm la del almuerzo (por ejemplo), los acostumbrarán a llevar un hábito alimenticio mucho más organizado y adecuado. Si por situaciones que salen de sus manos, no pueden comer diariamente a la misma hora, traten de establecer un rango de horas bajo las cuales los niños puedan alimentarse. Esto contribuirá también a que el organismo de los niños se habitúe a esta rutina.

3. La leche para crecer más fuerte: El aporte diario de calcio y hierro resulta indispensable para la salud de los niños. Asegúrate de ofrecerles al menos 2 o 3 raciones de productos lácteos a tus hijos diariamente. Intercala la leche, distintos tipos de queso y yogurt, con otros alimentos de otros tipos en cada comida.

4. Deja que tus hijos elijan lo que quieren comer: Ofrece de vez en cuando algunas opciones saludables de posibles menús para las comidas. Y permite que tus hijos seleccionen la opción que más les guste. De este modo los integras a la toma de decisiones de la casa, y simultáneamente te aseguras de cocinar algo que les gusta y posiblemente coman con mucho gusto.

alimentacion saludable ninos5. Frutas y verduras diariamente: Es importante para el crecimiento de los niños, el consumo diario de frutas y verduras. Estos alimentos son ricos en vitaminas y nutrientes, precisos para el funcionamiento del organismo. Por lo cual resulta indispensable que los más pequeños de la casa consuman al menos 2 o 3 porciones de fruta y verduras cada día. Puedes cambiar las presentaciones para hacer que estos alimentos no aburran a tus niños. Jugos, batidos, purés, papillas, ensaladas de frutas, sopas, caldos, son algunas de las formas en que puedes presentarlos.

6. Usa tu creatividad: Algunos niños comen con más euforia y emoción si observan una amplia gama de colores y texturas llamativas, así como figuras en la comida. Usa tu creatividad al cocinar y servirles la comida. Varía continuamente los alimentos que les ofreces o los platos preparados, para que de este modo los niños no caigan en la cotidianidad y se aburran.

7. Integra la proteína dos veces al día: Ofrece alimentos como pescado, carne, pollo, jamón o huevos dos veces al día, intercalando las variedades. La proteína es de suma importancia para el desarrollo y funcionamiento del organismo, así que no dejes por fuera este aporte tan necesario.

8. Carbohidratos integrales: Estos alimentos suelen estar cargados en calorías, que pueden contribuir al sobrepeso. Es por ello que resulta más prudente, integrar alimentos de este grupo, pero de tipo integrales (pan, arroz, harina, pasta, etc.), de este modo la ingesta de calorías es menor y la de fibra es mayor, contribuyendo al funcionamiento intestinal.

9. No los presiones: No los obligues a comer algo que no quieren o más de lo que pueden. Ofréceles la libertad de comer hasta saciar su hambre.

NO HAY COMENTARIOS

Responder