Buñuelos

Buñuelos

0 505

Los buñuelos son una masa de harina de alguna fruta o vegetal que se redondea y se fríe en aceite, son comidos en América latina desde la llegada de los españoles, en Estados Unidos se les llama orejas de elefante. En México son comidos en Navidad, al igual que en Colombia, y además son fáciles de encontrar en mercados populares. En Venezuela se comen en Semana Santa y en España son comidos el día de las fallas en Valencia.

bunuelosSu preparación varía de país en país, sin embargo son hechos en toda latinoamérica, algunos lugares de España y en las ciudades más cercanas a México de los Estados Unidos, como los Ángeles.

Su forma no siempre es redondeada, por ejemplo, en Ecuador se preparan con forma de pan, en México como tortitas, en Argentina se hacen para meriendas, en la Península Ibérica los preparan para almuerzos con pescado, con acelga, en fin, las posibilidades de combinación y adecuación quedan a la imaginación.

Hoy haremos los buñuelos de yuca, se les puede integrar fácilmente el queso y la masa queda bastante densa, además de ser apropiados para comerse bien sea en un desayuno acompañados de café o en una merienda acompañados de miel, mezclando el sabor dulce de la miel con lo salado del queso. A continuación ingredientes y procedimiento de como hacerlos.

INGREDIENTES:
– 1kg de yuca
– 500g queso blanco
– 100g harina de trigo
– Aceite
– Miel (opcional)

PROCEDIMIENTO:

Pela el kilogramo de yuca y ponla a hervir en una olla amplia hasta que ésta esté blanda. Escurre el agua, deja enfriar un poco y tritura con un tenedor.

Si posees un molino o ayudante de cocina, pasa la yuca hasta que esté molida y forme una masa homogénea, si no posees nada de lo anterior bastará con triturarla pacientemente con un tenedor o algún otro utensilio que te resulte cómodo hasta lograr la masa.

Ralla los 500g de queso y agrega a la preparación. Amasa un poco para integrar bien el queso. Pon al fuego un caldero o sartén, preferiblemente hondo, y vierte abundante aceite para ir calentando.

Coloca los 100g de harina de trigo en un plato. Forma bolitas del tamaño de preferencia y cúbrelas de harina de trigo. Si el aceite está caliente ve colocando las bolitas y deja freír hasta dorar.

Puedes repetir el mismo procedimiento con otros tubérculos como la papa, también conocida como patata, la batata, también llamada boniato, o la zanahoria.

Para hacerlo, por ejemplo, con la calabaza, si debes ingeniártelas de otras forma por la textura y consistencia que tiene.

Puedes servirlos fríos y rociar la miel, será un postre exquisito, o servir por la mañana como bocadillo acompañado de huevos revueltos.

NO HAY COMENTARIOS

Responder