¿Cómo aliviar el ardor del estómago en el embarazo?

¿Cómo aliviar el ardor del estómago en el embarazo?

0 1269

Semana a semana el cuerpo cambia, la barriguita crece y sus exigencias también.  Entre los muchos cambios que puedes sufrir está la aparición de una molesta sensación de ardor en el estómago, pero no te preocupes, está dentro de lo esperado.

A continuación te daremos algunos consejitos o pasos a seguir para que ese fuego dentro de tu estómago se disminuya lentamente:

● Durante los 9 meses tu útero cambia de tamaño en diversas ocasiones, y esto aprieta al estómago, restándole su espacio, y alterando su funcionamiento, produciendo pirosis, o mejor conocida como ardor estomacal, puedes calmarla comiendo a las horas, en cantidades más pequeñas. Recuerda, más es menos, entonces varía, ya no comerás 3 veces al día sino 7, pero en porciones menores a las de costumbre.

● Aleja de tus preparaciones comidas picantes, como curry, chiles y/o pimienta.

● No te alimentes con comidas grasosas, por ejemplo pollos, patatas fritas, gaseosas o café fuerte, elimínalos. Esta dolencia, por llamarla de algún modo, pasará cuando des a luz, así que paciencia, es una experiencia pasajera.

● Preferiblemente consume alimentos a la plancha o al vapor. Los guisos y salsas fuertes tendrán que esperar para después del embarazo.

● Las cebollas, ajo, puerro, cebolla de cabeza y chiles no son muy adecuados en tu dieta.

● Las comidas muy elaboradas como sopas o jugos de sobre, o enlatados, debes evitarlos, ya que estos son recubiertos con líquidos procesados que retardan el vencimiento de los productos, y te caen mal y no te alimentan lo suficiente.

● Agua, ingiere por lo menos un litro de agua por día. E ingiere frutas acuosas como el calabacín (zukini), pepino y chayotas (chalotas).

● No fumes, no bebas vinos, vodka, champaña, cervezas, o cualquier otro líquido que acelere al bebé y a tu cuerpo. Nada de drogas, o bebidas que resulten nocivas para el bebé.

● Tener siempre contigo un combo de barras energéticas, galletitas, uvas pasas, gelatinas, o frutas que te sacien el hambre apenas se produce, no esperes a sentir mucha hambre, ya que los ácidos pueden acelerar su producción y molestarte con acidez y molestias estomacales.

ardor de estomago embarazo● Toma tasitas de leche antes de ir a descansar. Puedes hacerla calientita con miel, no sólo favorece a tu digestión, también ayuda a que el sueño sea tranquilo y placentero.

● Después de comer no te acuestes, espera, camina un poco, y si no tienes ánimos, entonces recuéstate sobre una silla o sofá, por un lapso de al menos 15 minutos. Recuerda la ley de gravedad. Si te acuestas apenas comes, puede que los alimentos intenten subir a modo de vomito o acidez. Recuerda tu sistema digestivo está bajo presión, no abuses de él, por el contrario colabórale.

● Lava bien cada hortaliza o fruta que pienses comer, sobre todo las que se pueden consumir crudas, así eliminas algunas sustancias que aparecen al masticar o en el proceso de deglución.

● Mastica muy bien los alimentos, y procesa el bolo alimenticio de modo correcto y tranquilo.

● Al momento de dormir, prueba colocando almohadas en tu cabecera, o apoya tu espalda, buscando siempre que quede semi erguida, esto te favorecerá, sobre todo por las noches cuando te descuidas, y en ciertas ocasiones tu estómago se llena de vacíos y empiezan los ácidos a subir por tu esófago.

● Luego de consumir alimentos, toma infusiones, tizanas o algún tipo de té natural que calme tu sistema. La manzanilla, té de menta o té de anís estrellado pueden servir. Según tu tipo de embarazo consulta con tu doctor si te favorece o no la toma de manzanilla, ya que algunos expertos aseguran que está contraindicado y otros no, así que nada pierdes con preguntar.

● Consume frutas que regulen el ph de tu sistema digestivo. La guanábana es la maestra en estos casos. Inclusive la toman pacientes que padecen de cáncer para contrarrestar los efectos de la quimioterapia ya que no sólo neutraliza el ph del cuerpo sino que también debido a sus propiedades naturales, elimina la mala digestión, y el sabor ácido de la boca.

Y recuerda, nuestras emociones están mayormente localizadas en nuestro sistema digestivo, no en vano la frase “sentir mariposas en el estómago”. Así que hazte consciente y partícipe de los cambios que poco a poco vas experimentando, y súbete ya en la montaña rusa que implica ser madre.

NO HAY COMENTARIOS

Responder