¿Cómo ayudar a un alcohólico?

¿Cómo ayudar a un alcohólico?

Acercarse a alguien, especialmente un miembro de la familia, que está abusando del alcohol puede ser un desafío. A nadie le gusta que le llamen la atención debido a un comportamiento negativo, y es posible que una persona que durante toda su vida haya bebido demasiado, no pueda siquiera darse cuenta de que era tan malo como lo es ahora.

Dicho esto, el alcoholismo es un problema legítimo y serio. Es importante no apresurarse a llegar a la conclusión de que la persona en cuestión es un alcohólico, a menos que ésta haya sido diagnosticada por un profesional de la materia o lo haya admitido en sí.

Aquí te presentamos algunas ideas para hablar con una persona alcohólica sobre el consumo de alcohol.

– Es importante dar a la persona la oportunidad de hablar.

Ser un buen oyente te dará la oportunidad de ver el nivel de conciencia sobre el problema que tiene el alcohólico. A partir de una simple declaración como, “me he dado cuenta de que estás tomando mucho últimamente.” Es una manera bastante inofensiva para abrir un diálogo. Esta afirmación puede ser necesaria para inspirar un cambio.

– Sé honesto y directo acerca de cómo la bebida le está afectando.

Si el alcohólico está abierto a tener una conversación sobre el tema, este sería un buen momento para establecer claramente cómo te sientes acerca de este hábito. Un empleador podría decir: “Me he dado cuenta que cuando entra a la empresa tiene un fuerte olor a alcohol, nuestros clientes se sienten incómodos.” Una mujer puede expresar abiertamente: “Cuando llegas borracho a la casa, ten cuidado al estacionar el coche en la cochera, no sólo puedes lastimarte a ti, sino a alguien más”.

Ten cuidado de no utilizar declaraciones “ofensivas” y mantener una discusión libre de culpa, incluso si estás enojado o herido. Si te sientes en el momento muy emotivo o emotiva, toma algún tiempo para escribir tus sentimientos en un papel antes de que los expreses en voz alta. Esto hará que sea más fácil mantener la concentración y evitar conflictos.

– Hazle saber que estás allí para darle apoyo.

Pregúntale a la persona alcohólica cómo se siente, si puede evitarlo. Recuérdale que estás pensando positivamente en todo el proceso de recuperación y que te preocupa. Si las circunstancias lo justifican, hazle saber a la persona con problemas de alcohol que siempre puede hablar contigo de todo el proceso.

Independientemente de qué tan grave puede ser el problema del alcoholismo en un alcohólico en recuperación, será útil que cuente su propia experiencia. A menudo, las personas que luchan contra una adicción como el alcohol están mucho más dispuestas a abrirse a alguien que entiende su lucha, que con un familiar o amigo que le habla mal por su condición. Los programas de recuperación para adictos hacen hincapié en la importancia de llegar a aquellos que están luchando, y la mayoría de las personas en recuperación estarán dispuestas, y con ganas, de hablar con su amigo que lo comprende.

ayudar alcohólico– Busca tener mayor conocimiento sobre el alcoholismo.

Por supuesto que estarás mejor preparado en tu relación con un alcohólico si sabes más acerca de sus desafíos. Trata de abordar el problema sin temores y sin estereotipos, y aprende acerca de lo que puede causar la adicción al alcohol. Hay cientos de libros sobre el alcoholismo y el abuso del alcohol, también grupos de apoyo locales, tales como Alcohólicos Anónimos (que proporciona el conocimiento y apoyo a los adictos, familiares y amigos de los alcohólicos), e iglesias que pueden ofrecer alguna ayuda a la situación. Cuanto más sepas, menos miedo tendrás de prestar una mejor ayuda.

– Entiende que no lo puedes curar de la noche a la mañana.

El alcohólico debe estar dispuesto a cambiar por sí mismo. Puedes ayudar mediante la adopción de las soluciones posibles y ser su apoyo, pero en última instancia, la persona tiene que querer cambiar y este puede ser un proceso largo, con altas y bajas.

Es un cliché, pero es cierto. Admitir que hay un problema es el primer paso. Alégrate de que estás haciendo lo correcto al no ignorar el problema. Problemas con el alcohol a menudo se pueden resolver simplemente a través de los consejos que sepa brindar un familiar o un buen amigo. Las personas que pueden tener un problema más grave con bebidas siguen teniendo acceso a la ayuda. Siempre hay esperanza, hay miles de historias de éxito sobre el tema. La honestidad y la transparencia son las claves para ser apoyo de alguien con problemas de alcoholismo.

NO HAY COMENTARIOS

Responder