Conoce algunas razones de por qué se inflama el páncreas

0
66

El páncreas es un órgano indispensable para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, y si nos damos cuenta a tiempo de los síntomas que lo pueden estar aquejando, tendríamos la ventaja de evitar que el problema se pueda acrecentar.

Una pancreatitis, que es como se conoce a la inflamación del páncreas, descontrola diversas funciones digestivas, y en muchas ocasiones se encuentra asociada a malos hábitos de alimentación. Estudios han arrojado estadísticas donde reflejan que un 80% de las pancreatitis son debido a los cálculos biliares, dicho en otras palabras, estos bloquean los conductos de tal manera que impiden que el órgano realice adecuadamente su función.

Para los que no conocen la ubicación del páncreas, este se sitúa detrás del estómago; y el mismo se encarga de la producción de enzimas, tales como el glucagón y la insulina, estas son fundamentales al momento de hacer la digestión, al llegar al intestino delgado comienzan a sintetizar los alimentos. Si este órgano sufre una alteración, los efectos pueden ser perjudiciales, ya que si estas enzimas se regresan al mismo órgano, pueden atacarlo y llegar a destruirlo.

¿Por qué se inflama el páncreas?

Algunas razones de por qué se inflama el páncreas incluyen una mala alimentación o el consumo excesivo del alcohol, que conlleva a problemas que muchas veces son irreparables; otras causas que pueden afectarlo son el lupus, la insuficiencia renal, la fibrosis quística, así como también el consumo de algunos medicamentos.

Síntomas asociados a la pancreatitis

Algunos de los síntomas que aparecen al momento que el páncreas comienza a bajar el nivel de su funcionamiento, además de la inflamación, son los siguientes:

Aumento de dolor. Por lo general, el dolor aparece detrás del estómago en la parte superior del abdomen, justo debajo de las costillas, y se siente como una sensación de ardor. Debes estar pendiente porque el dolor puede aparecer una vez después de comer alimentos con alto nivel de grasa o de ingerir líquidos. Este dolor se va prolongando y se hace más intenso cuando la persona se acuesta boca arriba, ya que el páncreas se oprime y el dolor es más agudo.

Aparición de fiebre. Cuando las enzimas se regresan al páncreas, se inicia un ataque, lo que produce una inflamación, y por consiguiente se presenta la temperatura alta. Es importante que al presentarse el dolor se tome inmediatamente la temperatura; si percibes que la temperatura está algo alta, tienes que acudir al médico para confirmar que se trata del páncreas, y evitar así que el problema llegue a mayores consecuencias, porque muchas veces se complica con otras afecciones.

Nauseas. Estas pueden pasar a vómitos, lo cierto es que el sistema digestivo se altera de tal manera que los alimentos no son digeridos, por lo que el páncreas se inflama y se presenta el dolor estomacal.

Dolor de cabeza. Con frecuencia se nos presenta irritabilidad y cansancio, aparecen repentinos dolores de cabeza, esto es debido a que el sistema inmunitario es atacado y las consecuencias se empiezan a sentir inmediatamente.

Pérdida de peso. Ya que se sintetiza de mala manera los alimentos, y no se obtienen los nutrientes necesarios, el páncreas se encuentra alterado, bien sea por piedras biliares o por las enzimas que el mismo produce.

Se presentan taquicardias. Se acelera el ritmo cardiaco y se produce un cansancio repentino acompañado de una respiración acelerada, esto quiere decir que el organismo se está debilitando, el sistema inmune no tiene las energías necesarias y el corazón es obligado a bombear la sangre más rápido.

Consejos a tomar en cuenta

Para evitar esta enfermedad es necesario consumir alimentos que nos ayuden en el buen funcionamiento del páncreas, y frenar el consumo de los que nos restan salud. Debemos ser precavidos con el cigarrillo, ya que este puede ser un factor determinante en la aparición del cáncer de páncreas.

No ingerir bebidas alcohólicas en exceso, los  nutricionistas recomiendan ingerir una copa de vino al día para la buena digestión, pero si excedemos la dosis recomendada de manera frecuente, quien sufrirá las consecuencias es el páncreas. Lo ideal es consumir los alimentos que tengan un alto contenido de fibra, tal es el caso de los cereales, no consumir tanta carne roja, reemplázala por vegetales como la coliflor, el brócoli, el repollo o las coles de Bruselas, que son indispensables para el cuidado del páncreas.

Evita subir de peso, apórtale proteínas al organismo, ya que son fundamentales para la prevención de las enfermedades del páncreas, consume pescados y legumbres, y si comes carne, preferiblemente que sea de pavo, ya que contiene menos grasa.


Compartir

DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here