Cosas que debes saber de un recién nacido

0
1132

Calculadora de embarazoLa vida de un recién nacido es casi tan emocionante para él como para sus padres. Ambos están descubriendo una nueva forma de experimentar las cosas, los adultos principalmente en relación al amor y la responsabilidad. El pequeño, sin embargo, tendrá ya bastante con asimilar que ya no está en el útero.

Hay que tener en cuenta que hasta ahora se sentía totalmente protegido entre las cálidas paredes uterinas de la madre, recibía alimento constante cuando lo necesitaba y conocía todo su entorno a la perfección. Fuera del cuerpo de la madre, sin embargo, puede sentirse desorientado y echar de menos la protección de la que gozaba hasta el momento.

Es normal que el bebé duerma acurrucado

Es muy corriente ver a bebés durmiendo acurrucados con brazos y piernas como si no pudieran estirarlos. Es un recuerdo físico de su largo periodo de desarrollo. Por esta razón, los pequeños recién nacidos agradecen sobremanera ser tapados con una mantita algo apretados, de forma que les recuerde los meses anteriores.

No hay que preocuparse porque el bebé realice estas extrañas posturas durante sus constantes periodos de vigilia, su cuerpo se irá acostumbrando poco a poco a la vida física fuera del cuerpo materno e irá estirándose durante los primeros 6 meses. Para entonces ya dormirá plácidamente con todo su cuerpecito bien extendido.

No obstante, algunas personas mantienen esta postura de dormir durante el resto de su vida, hasta el punto de que se le conoce como posición fetal, por su similitud con la pose del recién nacido y está considerada una de las más seguras en situaciones críticas o de accidentes en carretera.

Con respecto a la interacción con el recién nacido, ésta es más bien limitada. Sus instintos podrían permitirle jugar y coger cosas con la mano, aunque son más bien fruto de la experimentación que interés en divertirse. El olfato y el oído los tendrán completamente desarrollados, así que no se debe dejar de hablarle en ningún momento, pese a que no entienda al principio nada de lo que se le dice. La entonación, como sucede con muchos animales, le ayudará a deducir las intenciones de las palabras.

Por último, la vista no está desarrollada. De hecho los recién nacidos tienen inicialmente miopía por lo que verán a las personas de forma más nítida cuanto más cerca se le aproximen, no desde lejos. Este defecto irá desapareciendo poco a poco y cada vez con mayor nitidez el pequeño verá cualquier gesto de quienes le rodean.


Compartir

DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here