Efectos del estrés en el embarazo

Efectos del estrés en el embarazo

0 2570

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, como dice la canción, pero tú eres dueña y ama de tu ser, y con mayor responsabilidad si estás en periodo de gestación. Así que antes de explotar, respira. No te decimos que te guardes todo, sería terrible que aguantes y pongas en mute tus emociones tipo olla de presión, para nada, di lo que sientes, pero con orden, tranquilidad, y buscando soluciones, no culpables, ¿la razón? Nada ganas en la postura de víctima, y menos ganas llenando de malas emociones tu entorno familiar y a tu hijo. Te has preguntado si el estrés es peligroso en el embarazo, la respuesta es sí, lee con atención y te explicaremos por qué.

Nada ganas con ir como los perritos persiguiendo su cola, y dar vueltas en círculo, sin atacar la raíz de lo que te mortifica, así que el primer paso es tomar calma, y enfoque. ¿Qué te molesta exactamente, lo sabes? Entonces enfréntalo.

Diversas investigaciones de índole científica demuestran que el estrés tiene consecuencias fuertes respecto al bebé que está en formación, incluso al nacer el bebé es más propenso a enfermarse. A continuación citaremos algunas razones por las cuales debes calmarte:

● Cuando estás molesta sueles dormir poco, no descansas bien y por ende el sueño de tu bebé se ve afectado. Si tú estás bien, él estará bien, si tú estás mal, él estará mal.

● Al pasar por periodos largos de estrés segregamos diversas hormonas, cuando se producen en exceso, podemos incluso acelerar el ritmo cardiaco del bebé y éste puede comenzar a moverse agitadamente. Inclusive hay registros de que se desarrolle un aborto espontáneo, o partos antes de la fecha asignada, cuando la madre no se tranquiliza.

● Al estar acelerados, olvidamos comer a las horas, e inclusive lo hacemos mal cuando lo recordamos, y esto se debe a un proceso natural de auto recompensa que experimentamos luego de vivir periodos extenuantes, buscando así más dulces o comidas chatarras. Esto se debe también debido a las cargas de adrenalina y glucosa. Por tal motivo, olvidas hidratarte y nutrir tu cuerpo saludablemente. Recuerda una cosa es comer, y otra es alimentarte balanceadamente.

● La necesidad de vómito, náuseas y acidez se incrementan si estás estresada. Es natural, sin entrar en grandes detalles, que las personas que padecen de mal humor, acelero constante y estrés, producen como respuesta química mayor cantidad de ácidos estomacales, afectando estos una válvula que se encuentra en el esófago. Cuando esta válvula pierde su modo de cierre correcto, los líquidos suben y aparecen las pesadas molestias. Por eso es mejor que te calmes.

efectos estrés embarazo● Recuerda, apenas entras en periodo de gestación tu cuerpo estará sometido a diversos cambios emocionales, debido al sin fin de hormonas moviéndose por todo tu cuerpo, por tal motivo, te recomendamos asistir a algún tipo de actividad de grupo en donde puedas drenar tus emociones y entender el proceso que estás experimentando. Talleres o clases de yoga, danza y ejercicios de respiración te ayudarán. Recuerda, no te enfoques en sólo ver el árbol, cuando estás parado en un bosque.

● Ten presente que te harán diversidad de exámenes y pruebas médicas durante esos nueve meses. No lo tomes como algo de rutina carmática, sino más bien, como opciones en donde cada día conocerás a tu hijo e irás fortaleciendo ese vínculo. Si te estresas demasiado puedes afectar el desarrollo del niño. Inclusive cuentan, que si lloras mucho, si te quejas y peleas, tu nene vendrá a este mundo lleno de esa ira y carga familiar que le pertenecen, pero no deberían afectarle.

● Si la necesidad económica te ahoga, te diremos que no eres ni la primera ni última persona que debe enfrentar esta situación, lo mejor es ser creativos y optimistas, y no atormentarte preguntándote por qué me pasa esto, sino para qué y qué puedo obtener de todo esto.

Ábrete a los cambios, se uno con la vida y busca apoyo de tu pareja, familiares y amigos cercanos. La vida es cíclica, cambiante, y nunca estática, por eso, apertúrate a la vida, y busca vivirla con alegría e intensidad. Visualiza en cómo será tu vida cuando tu hijo llegue a este mundo, y en las cosas que podrán experimentar juntos.

NO HAY COMENTARIOS

Responder