El cuero cabelludo reseco: características, causas, remedios

El cuero cabelludo reseco: características, causas, remedios

0 5305

El cuero cabelludo produce un lubricante graso llamado sebo, el cual hidrata el cabello y el cuero cabelludo. Cada persona produce una cantidad diferente de sebo, esta puede variar en los diferentes momentos de la vida. El factor de que el cuero cabelludo se mantenga seco, normal o graso depende de la cantidad de sebo que produzca.

El cuero cabelludo se encuentra protegido por una capa exterior de queratinocitos que hacen que se mantenga suave y flexible, pero llega un momento en el que se deja de mantener esa capa provocando una pérdida de hidratación en el cuero cabelludo. Siendo así que el cuero es propenso a sufrir daños, el resultado será el picor, ardor, caspa, y la sequedad.

¿Qué provoca el cuero cabelludo reseco?
El cuero cabelludo está expuesto a condiciones adversas, lo que dentro de ello provoca la sequedad. Uno de los factores más comunes es el aire caliente y frío dentro de los establecimientos. Por ejemplo, usar el secador con demasiada frecuencia, al igual que el lavarse el cabello constantemente, perjudicará el cuero cabelludo.

Asimismo, cuando se tiene el cuero cabelludo reseco es más propenso a la caspa, lo que puede causar irritaciones, convirtiéndose más sensible a dañarse en otras sustancias, lo que genera células muertas. En cuanto a la caspa, ésta tiende a acumularse por células muertas, y se hace más visible en los hombros porque es como un polvillo blanco y graso.

¿Cómo proteger el cuero cabelludo reseco?
El usar productos de cuidado suave y delicado se puede restaurar el cuero cabelludo seco, para regresar a un equilibrio natural y eliminar esa formación de caspa. En general, es recomendable utilizar productos como hidratantes delicados, para que no se dañe el cuero cabelludo, aportando una hidratación y reparando aquella capa protectora de barrera que tiene el cuero cabelludo. Esencialmente esos productos adecuados tienen un sistema de cuidado equilibrado y se combina con un champú y acondicionador suave.

Por otro lado, de mantener el cuero cabelludo reseco, debido a su naturaleza, solo se debe de lavar cuando realmente sea necesario, sin utilizar demasiado calor mientras se seca o peina. A continuación mencionamos algunos cuidados que puedes darle:

• Proporcionar al cuero cabelludo una hidratación extra.
• Escoger cuidadosamente los productos de cuidado que prometen ayudarte.
• Tratar el cabello con suavidad.
• No quedarse en un lugar que provoque demasiado calor en el cuero cabelludo.

cuero-cabelludo-resecoHidratar la piel con miel y aceite
El aceite de oliva puede ser un remedio casero para hidratar el cuero cabelludo, y para evitar la piel escamosa que está asociada con la caspa. Es por ello que vamos a mostrar un remedio casero para el cuero cabelludo seco.

Procedimiento

1. En una bolsa de plástico con cierre, vierte una cucharada de miel y dos cucharadas de aceite de oliva, y luego ciérrala.
2. Llena la mitad de una taza con agua caliente y después coloca la bolsa de plástico dentro de la taza. Déjala reposar durante 5 minutos y retírala.
3. Corta una de las esquinas de la bolsa y luego vierte el líquido sobre tu cabeza esparciéndolo. Haz que proteja todo tu cabello y luego colócate el plástico como un gorro de ducha. Déjalo reposar por 15 minutos y luego lava tu cabello con un champú suave.

NO HAY COMENTARIOS

Responder