El tarot de Marsella

El tarot de Marsella

0 330

Existen diversos tipos de tarots, pero el tarot de Marsella se conoce como el tarot original. Sus orígenes son italianos, y sus dibujos datan de la edad media. El tarot de Marsella está muy relacionado con el tarot egipcio, ya que sus imágenes son muy parecidas a las del ancestral tarot.

tarot-de marsellaLas cartas del tarot de Marsella contienen 22 arcanos conocidos como Arcanos Mayores, y 52 Arcanos Menores, los cuales se dividen en cuatro figuras. Cada palo o figura de los arcanos menores tiene un significado diferente, y contienen 14 cartas.

Cada uno de los arcanos contiene un significado en sí mismo, el cual puede variar de acuerdo a las cartas que se observen a su alrededor en el momento de realizar la tirada.

Las primeras 11 cartas representan las energías internas de una personas, mientras que las otras 11 cartas representan fuerzas externas (influencias de los astros). En estas cartas se refleja si la persona afronta la vida desde el conocimiento, la acción o la emoción. Lo que le da el verdadero significado a cada carta son las cartas que la acompañan.

El Origen: representado por El Mago (lo terrenal).

El Poder: representado por La Papisa (el conocimiento), La Emperatriz (la acción) y El Emperador (la emoción).

La Expresión: representado por El Papa (el conocimiento), Los Enamorados (la emoción) y El Carro (la acción).

El Control: representado por La Justicia (el conocimiento), El Ermitaño (la emoción) y La Rueda de la Fortuna (la acción)

La Aceptación: representado por La Fuerza (conocimiento y acción) y El Colgado (la acción y la emoción).

La Transmutación: representado por La Muerte (la acción), La Templanza (el conocimiento) y El Diablo (la emoción).

La Reacción: representado por La Torre (la acción), La Estrella (el conocimiento) y  La Luna (la emoción).

La Liberación: representado por El Sol (la acción), El Juicio (el conocimiento) y El Loco (la emoción).

La Síntesis: representado por El Mundo, el cual representa la acción, el conocimiento y la emoción.

NO HAY COMENTARIOS

Responder