El tarot egipcio

El tarot egipcio

0 451

El tarot egipcio es un sistema de adivinación antiguo, el cual es bastante fiable y muy simbólico. De hecho, es uno de los tarots más valorados en la actualidad.

Aunque la civilización egipcia fue bastante antigua, los orígenes del tarot egipcio datan de 1781, el cual constaba de un libro conocido como “el libro de Thoth”, base principal de la baraja de cartas. Estaba compuesto por 78 láminas de oro con escenas de vida del hombre para su interpretación.

tarot egipcioAl estudiar la historia egipcia, encontramos que Thoth es uno de los dioses de la mitología egipcia, el cual controlaba el tiempo, al igual que fue el creador de los números y escrituras en grabados.

En el tarot Egipcio todas las preguntas se clasifican en cuatro grupos. El primer grupo corresponde a todo lo relacionado con trabajo y negocios. El segundo grupo con lo sentimental, matrimonio y placer. El tercer grupo con posibles pérdidas, desgracias, peleas y escándalos. Y finalmente, el cuarto grupo se relaciona con dinero, bienes y todo lo relacionado con el mundo material.

La metodología a usar para la lectura es la siguiente: el consultante se sienta en la mesa de frente al tarotista. A continuación, el  tarotista selecciona la carta que representa al sujeto y la coloca en el lugar indicado. Generalmente, para los hombres es seleccionada la carta “el mago”, mientras que para las mujeres la carta “la suma sacerdotisa”.

El consultante baraja el resto de las cartas con suma concentración, tomándose el tiempo que necesite. Luego, el consultante coloca la baraja boca abajo con su mano izquierda, separándola en tres montones, también con la mano izquierda.

Después, el tarotista recoge los tres montones, el más cercano a él primero, luego coloca en el centro el segundo y finalmente el más lejano a él de tercero. Los coloca boca arriba para exponer la última carta de cada montón, y así poder dar una idea general del problema. Después, el tarotista une los tres montones boca arriba, uno encima de otro, para que la baraja quede tal como estaba al terminar de barajar el sujeto.

Finalmente, en el tarot egipcio el tarotista coloca la baraja de 77 cartas boca abajo y selecciona las cartas, colocándolas en posiciones previamente establecidas según el esquema que se necesite consultar.

NO HAY COMENTARIOS

Responder