Identifica los síntomas de parásitos en el estómago

0
184

Si sospechas que puedes tener algún tipo de parásito, pero no estás del todo seguro, entonces has llegado al lugar correcto, porque a continuación te explicaremos cómo poder identificar los síntomas de parásitos en el estómago, por qué pueden aparecer, cómo evitar que esto te suceda, y qué se debe hacer en caso de ya tenerlos.

Entre los parásitos que atacan el estómago y los intestinos destacan las lombrices, cuya aparición puede ser generada por varios motivos: a raíz del consumo de alimentos que no fueron higienizados y preparados bajo condiciones salubres, a través del agua, agentes de transmisión (como insectos o contacto sexual) o por la nariz y la piel.

Los parásitos más frecuentes son conocidos como oxiuros, unicinarias, alfilerillos, tricocéfalos y áscaris. Todos ellos entran en el cuerpo a través de la boca, pues se encuentran en alimentos que no están bien cocinados, frutas y verduras mal lavadas, agua sin hervir, y también pueden aparecer por el contacto con superficies que estén sucias, incluso las manos del comensal o de quien preparó la comida.

Es por esto que es muy importante lavarse muy bien las manos antes de manipular los alimentos, puesto que las mismas son transmisoras de enfermedades si no están limpias. Los huevecillos de estas lombrices pueden estar alojados tanto en la tierra, como en la basura, o en las heces fecales, por lo que es indispensable aislar la comida de todo ello.

Por otra parte, su propagación es casi inmediata y riesgosa en familias que comparten los mismos utensilios y espacios. Por lo que no es de extrañar que donde haya una persona con parásitos, le sigan los demás.

Síntomas de parásitos en el estómago

Los síntomas de parásitos en el estómago pueden variar entre una persona y otra, pero los más frecuentes son los siguientes:

  • La persona pierde el apetito con facilidad.
  • Siente debilidad en el cuerpo y ganas de estar en reposo.
  • Puede rechinar frecuentemente los dientes al dormir.
  • Su rostro se torna pálido y con aspecto demacrado.
  • Siente fuerte dolor en la cabeza y el estómago, que por lo general viene acompañado de mareos y náuseas.
  • Puede sentir comezón en el área anal, tanto por dentro como por fuera.
  • También puede intercalar episodios de estreñimiento y diarrea, debido a las fallas intestinales que ocasionan las lombrices.

Si la persona presenta uno o varios de estos síntomas, debe ser sometida a observación médica. En el consultorio le pedirán que se haga la llamada prueba de la cinta, que consiste en presionar una cinta adherente de celofán sobre el área anal para capturar algunos huevos. Luego debe ser colocada en una lámina portaobjetos para su evaluación.

Este proceso debe ser realizado en la mañana antes de bañarse, pues los parásitos ponen los huevos durante la noche.

¿Cómo evitar la aparición de parásitos en el estómago y los intestinos?

Los gérmenes y las bacterias, y por lo tanto los parásitos, están en todos lados, por lo que es fácil contagiarse de alguna manera. Sin embargo, si se toman las medidas pertinentes, puede ser evitado. A continuación, te decimos algunas recomendaciones generales para prevenir la aparición de parásitos en el organismo.

  • Comprar alimentos en sitios donde se cumplan las normas sanitarias vigentes.
  • Lavar muy bien los alimentos antes de guardarlos en el refrigerador.
  • Proteger los alimentos del polvo y el contacto con insectos (especialmente las moscas).
  • Lavar muy bien las manos antes de manipular los alimentos. Esto incluye cada vez que vamos a tocarlos. Por ejemplo, si se hace una pausa para atender el teléfono o ir al baño, debe lavar las manos nuevamente.
  • Hervir el agua que se bebe y con la que se cocina.
  • Lavar muy bien las frutas y verduras antes de prepararlas y consumirlas.
  • Limpiar con diligencia la carne, pollo y pescado que se va a consumir. También deben cocerse o freírse completamente, para evitar que queden crudos.
  • Evitar comer en la calle, especialmente en puestos de comida que estén en calles concurridas.
  • Si una persona ya tiene parásitos, no debe preparar los alimentos que consume ni los que consumen sus familiares.
  • Las personas que viven con alguien que tiene parásitos deben tomar un tratamiento para desparasitarse (por prevención).
¿Qué tratamiento existe para combatir las lombrices?

Para controlarlas es necesario tomar medicamentos que las eliminen. Los venden libremente sin prescripción médica y ayudan a combatir muchos de los síntomas de parásitos en el estómago, como las náuseas, los mareos, el dolor de cabeza y la sensación de decaimiento.

Sin embargo, en casos más graves, el especialista debe ordenar la elaboración de un coprocultivo, que es un examen de laboratorio en el que se evalúan las heces fecales y con el que puede identificarse qué tipo de parásito tiene el paciente y así recetarle un tratamiento en específico.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here