¿La ecografía transvaginal es peligrosa para él bebé? ¿Cómo es el procedimiento?

¿La ecografía transvaginal es peligrosa para él bebé? ¿Cómo es el procedimiento?

0 1309

Antes de preocuparte por algún tipo de examen o eco, lo mejor es que te informes en cómo funciona y para qué se realiza. En el caso del eco transvaginal o ecografía endovaginal, su palabra nos guía, es un tipo de observación a través de la vía vaginal, en pro de observar con detenimiento y cuidado al bebé en formación, y tu sistema reproductor.

Lo ideal es realizar este tipo de estudios cuando es estrictamente necesario. Daños al bebé no causa, pero como todo en el embarazo se debe tener previsión y cuidado, ya que lo ideal es exponer lo menos posible al bebé. Recordemos que este tipo de estudio emplea ondas sonoras al doble, si se le compara con una ecografía de abdomen, ofreciendo de este modo a la madre y al médico una vista más completa de su hijo, sin embargo, las medidas que se toman y el mito del daño al bebé es producto de las ondas y radiación a bajo impacto que emiten tales análisis.

ecografia transvaginalTal vez el temor de los efectos negativos vengan también de confundir los ecos con los exámenes de rayos X, a este tipo de pruebas sí te sugerimos te niegues, a menos que sea estrictamente necesario. El ultrasonido por su parte, sólo trabaja con ondas, que desde el sonido se transforman en imágenes.

¿Necesaria o sólo es lujo? Por supuesto que es necesaria, según la Organización Mundial para la Salud la madre deberá realizar tres ecografías a lo largo de su periodo gestacional. La primera se realiza para comprobar el embarazo, observar el crecimiento del feto, morfología, ritmo cardíaco, posición del feto en formación, y por supuesto observar cómo se encuentra el útero, trompas de Falopio y demás áreas de importancia con el embarazo. También puedes saber si el bebé presenta algún tipo de anomalías, si hay presencia de quistes o coágulos, ayuda a detectar si es un embarazo múltiple, si tienes placenta previa, o si el bebé presenta algún tipo de problemas en su crecimiento y comodidad (líquido amniótico), e incluso ayuda a descartar embarazos ectópicos.

¿Cómo se realiza? Bueno, primero debes haber pautado cita con un ginecólogo, es lo ideal, ya que para los ecos lo mejor es que vayas con la vejiga llena, es decir toma mucha agua antes de ir, y no orines hasta que el médico te atienda. Cuando estés en consulta, podrás realizar tus preguntas al médico tratante, y éste según tus preguntas te guiará.

A modo general, para que tengas una idea del proceso, y no te asustes con las cosas que puedas ver, te contaremos que deberás quitarte toda la ropa y colocarte una bata, te recuestas sobre un “burro” o silla de ginecólogo (les dicen así a este asiento, porque se dobla para todas partes con facilidad mientras estás con las piernas abiertas), y estarás como sentada con las piernas parcialmente flexionadas, digamos tipo semi-cunclilla.

Luego de esto, el médico te comunicará que introducirá en tu vagina un tipo de sonda con forma cilíndrica, ésta estará llena de gel lubricante, y en algunos casos los médicos le colocan un preservativo, esto se realiza con fines de higiene y esterilización para cada paciente (no es nada morboso o fuera de la ética profesional, así que relájate).

Estando la sonda dentro de la vagina, automáticamente la imagen aparecerá en un pequeño aparatito tipo tv pequeño, que tiene el ginecólogo cerca de ti. Allí podrás ver tu útero en toda su dimensión, sentir el latido del corazón de tu bebé, su tamaño y ubicación, es un momento súper emocionante para los padres, justo allí, luego del examen de sangre, se cercioran las parejas que serán futuros padres. Y aunque el feto es del tamaño de un guisante, el momento nunca dejará de ser especial.

Respecto al examen, nada debería resultarte doloroso, puede que sientas algunas molestias por el roce de la sonda con tus partes, o una ligera presión debido a que deseas orinar, pero tranquila, el examen no supera los 10 minutos, así que relájate, y deja que el médico te cuente cómo se está desarrollando tu bebé. No se toca a tu bebé, ni se le afecta de ningún tipo.

NO HAY COMENTARIOS

Responder