Niños que se orinan en la cama, ¿qué hacer?

0
933

Entre los 2 y 3 años los niños aprenden a controlar sus esfínteres durante el día, a la hora de dormir puede que aún ocurran accidentes, llegan a tardar incluso hasta los 6 años para poder tener la capacidad de contenerse. Las madres no deben desesperarse ni intentar esconder que se tiene un problema.

Se debe acudir a un médico para descartar algún tipo de problema, por ejemplo, existe una enfermedad denominada enuresis infantil en la que el niño se hace sobre la cama dos veces por semana, durante tres meses seguidos, y esto continúa los meses posteriores. Hay que entender que los niños no se hacen pipí en la cama a propósito, por lo que no se les debe regañar al hacerlo, porque podría estar relacionado a un problema emocional y esto lo agrave.

La enuresis está ligada a trastornos a la hora de dormir, generados por dos posibles motivos. El primero es que el niño no tenga desarrollado completamente su sistema urinario, posea una vejiga pequeña; el segundo es estar pasando por emociones fuertes que requieran de atención.

Su hijo puede aún mojar la cama tras un tiempo, o luego de años de no hacerlo, debido a que tiene un desequilibrio emocional y sufre de inseguridad, como por ejemplo, con la llegada de un hermanito, un divorcio, una mudanza, peleas en el colegio o algún temor; por el contrario puede estar asociado al cansancio o al estar en un entorno sobre protector.

A continuación unos consejos para que los padres puedan ayudar al niño a ir al baño y no mojar la cama.

• Hablar con el niño y hacerle entender que tiene un problema, que no debe darle vergüenza y que sus padres estarán ahí para ayudarlo en todo momento. Explicarle la importancia de controlar su vejiga.

• Eliminar la cafeína, es decir, quitarle las gaseosas, sobre todo las colas porque estimulan la vejiga.

• No ingerir líquidos por la noche, cenar temprano y que vaya al baño antes de acostarse.

• No es beneficioso levantarlo por las noches para llevarlo al baño, él debe ser el que lo solicite y detecte las señales.

• Felicitar al niño cuando no se haga pipí, para crear un sentimiento de satisfacción que lo estimule a lograrlo.

• Convencerlo de que puede conseguirlo incitándolo que diga frases como “ no me haré mas pis”, “puedo lograrlo” y “lo estoy haciendo muy bien”. Eso subirá su autoestima.

niños que se orinan en la cama• Tener paciencia y tolerancia evitando humillaciones.

• Convertir el tratamiento en un juego que lo ayude a desarrollarse. Durante el día se le puede dar de beber grandes cantidades de agua y hacer que aguante las ganas de hacer pipí; al momento de ir al baño realizar ejercicios de interrupción del pis para que aprenda a manejar su vejiga. Todo con alegría.

• Si el problema viene desarrollándose por la consecuencia de un trastorno sentimental, solucionarlo para que el niño pueda crecer sin estrés.

Por último, buscar ayuda en un médico y/o terapista infantil para determinar qué está sucediendo en el cuerpo y la mente del niño.


Compartir

DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here