6 razones de por qué se hinchan las encías

0
300

En ocasiones puede que sientas alguna molestia en tu boca, más específicamente en la encía, y aunque te cepilles los dientes a diario, tienes la duda de por qué se hinchan las encías. Aquí te explicaremos algunas razones que pueden generar esta molesta afectación.

La salud bucal no sólo se trata de los dientes o de cuidar la dentadura, sino que también recae sobre la base donde los mismos están incrustados: las encías, y aún más adentro en el hueso donde se soportan. Es por eso que se debe tener el cuidado pertinente de las encías, tanto como de los dientes.

Cuando las encías están enfermas, constantemente y de forma crónica y por mucho tiempo, los dientes pueden aflojarse y caer con mucha facilidad, por debilidad del soporte, y desgaste del hueso donde se incrusta cada diente. Pero es más común ver como las encías se hinchan o inflaman a causa de enfermedades primarias, que se mencionan aquí.

Los motivos para mantener una encía sana y tener un mínimo de higiene bucal, son de salud y no sólo de estética. Una infección en la encía de cualquier índole puede afectar cualquier otro órgano del cuerpo, incluso, el corazón; es por ello que se debe de mantener una técnica de cepillado correcto y visitas al especialista en salud bucal de forma anual o semestral, de acuerdo con cada condición.

¿Por qué se hinchan las encías?

Hay varios motivos por los que se pueden inflamar o hinchar las encías, algunos de ellos y los más importantes de conocer son los siguientes:

1. La gingivitis: es propiamente lo que se conoce como enfermedad periodontal. La gingivitis se trata de un enrojecimiento, inflamación y sangramiento, incluso de la mucosa de la encía, lo que se produce por la acumulación bacteriana y de piedra en el borde de los dientes y la entrada de la encía. La enfermedad tiene la tendencia a volverse crónica, y es cuando el ataque bacteriano comienza a desgastar el hueso en donde está fijada cada pieza de diente.

2. Enfermedades infeccionas: generalmente producidas por hongos, candidiasis oral, bacterias del género estafilococo, o cualquier virus que afecte las mucosas de la boca, haciendo que las encías se inflamen. En este caso, sólo es recomendable mantener buena higiene después de realizado un tratamiento médico.

3. Mala dieta: la dieta es fundamental a la hora de mantener las encías saludables. El consumo de minerales como el calcio, flúor y otros componentes, además de las vitaminas A, B y C, mantiene la salud bucal; si además se mantiene una dieta rica en frutas y reducida en grasas, se consumen manzanas a diario para limpiar la piedra de los dientes, y una buena higiene bucal, baja la probabilidad de que las encías se puedan hinchar.

4. Aparatos o piezas dentales como prótesis: cuando los aparatos o las piezas dentales están mal colocados o molestan de alguna manera, los mismos pueden hinchar las encías de forma temporal, por lo que hay que acudir al odontólogo o dentista para que ajuste las prótesis o los aparatos de forma adecuada, para que no continúen inflamando las encías, ya que si no se ajustan pueden producir una grave infección.

5. La sensibilidad: el debilitamiento de las encías por la enfermedad periodontal o por la acumulación de piedra dental, puede hinchar las encías, en ese caso se deberá acudir donde el especialista a realizar una limpieza profesional para que no se debiliten. También pude ocurrir que una crema dental o enjuague provoque demasiada sensibilidad, por lo que puede causar una inflamación ocasional, generalmente al cambiar de crema o cepillo el problema se corrige.

6. Efectos de una medicación: hay casos en los que alguna medicación produce debilidad y puede llegar a hinchar la encía y producir reacción alérgica, motivo por el cual, si se observa que las encías están muy inflamadas, adoloridas o sangran, se debe suspender el uso de la nueva medicina y consultar al especialista que la indicó.


Compartir

DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here