Resfriados en bebés, ¿cómo evitarlos?

Resfriados en bebés, ¿cómo evitarlos?

0 3198

Un resfriado es una enfermedad viral leve del aparato respiratorio superior, altamente contagiosa, caracterizado por síntomas como estornudos, goteo y secreción nasal, dolor de cabeza, dolor e irritación de garganta, febrícula, tos, cansancio y malestar general moderado.

Esta es una de las enfermedades más comunes en la edad infantil. Se dice que los niños pueden resfriarse de 3 a 8 veces en un año. Los niños que asisten a guarderías o a la escuela están más propensos, resfriándose hasta 12 veces en un mismo año.

El resfriado es causado por la diseminación de un virus (más frecuentemente el rinovirus o coronavirus) a través de las pequeñas gotitas de saliva que se esparcen al toser, o al compartir utensilios como vasos, cubiertos, etc., con una persona infectada.

El resfriado es contagioso durante los primero 2 a 4 días posteriores a la aparición de los síntomas. Generalmente, esta condición desaparece espontáneamente entre los 7 a 10 días. Es más frecuente, sobre todo en los niños, que son mucho más vulnerables a este virus, durante los meses de lluvia y frío, ya que el aire frío produce resequedad en las mucosas nasales, lo cual favorece el ingreso del virus a su organismo.

Es importante distinguir y diferenciar la gripe de un resfriado. Ambas son infecciones del tracto respiratorio, pero la diferencia radica en que la gripe, al ser una infección más grave, cursa con fiebres altas, dolores musculares y usualmente malestar general persistente.

Si bien no se puede vigilar cada segundo al bebé, ni mucho menos los microorganismos que tienen contacto con él, si es importante tomar las medidas preventivas necesarias para evitar que se enferme, ya que su organismo aún se encuentra en desarrollo y maduración, por lo cual su sistema inmune es más vulnerable que el de un adulto.

A continuación enumeramos algunas recomendaciones para prevenir o evitar los resfriados en los bebés:

1. Evita que tu bebé mantenga contacto con una persona resfriada, engripada o fumadora. Si una persona resfriada o que recientemente lo ha estado desea visitarte, solicítale amablemente postergar su visita a tu hogar hasta estar sano. De igual forma, si alguien en el entorno del bebé fuma, pídele que no lo haga mientras el bebé esté cerca, y que se bañe y cambie sus ropas antes de mantener contacto con él. El humo de cigarrillo irrita las mucosas nasales de los bebés, haciéndolos más propensos a enfermarse.

2. Lávate las manos antes de manipular al bebé. De igual forma, si algún familiar o amigo va a tocarlo o cargarlo, es indispensable que laven sus manos previamente. De preferencia, utilicen jabones hipoalergénicos o neutros, y de tipo líquido, ya que los jabones en panelas pueden retener gérmenes si no se enjuagan bien.

evitar resfriado bebe3. Ofrécele una alimentación nutritiva y saludable. La alimentación en los bebés es crucial para mantenerlos sanos y fuertes. Si tu bebé es menor de 6 meses, mantén la lactancia materna como alimentación exclusiva, ya que ésta será su única y más importante fuente de nutrientes. Si es mayor de 6 meses, integra poco a poco otros alimentos como frutas y vegetales, ricos en vitaminas y minerales, y no dejes de amamantar.

4. Procura que esté bien hidratado. La hidratación también resulta de mucha importancia, tanto para la vida de los bebés, como para la de los humanos en general. Si su única fuente de nutrientes es la leche materna (menor de 6 meses de vida), no es necesario que le ofrezcas agua, ya que la leche materna le aporta la hidratación que necesita. Si tu bebé está más grande, asegúrate de ofrecerle suficiente agua y leche materna durante el día.

5. La limpieza del hogar es imprescindible. Asegúrate de mantener tu hogar, y sobre todo la habitación del bebé, impecables. Los gérmenes y microorganismos, suelen acumularse en los espacios cerrados, si no limpias diariamente tu casa se convertirá en un nido de gérmenes. Procura utilizar detergentes y productos de limpieza hipoalergénicos o con olores neutros, para evitar las alergias.

6. Ventila la casa y sus habitaciones. De este modo aseguras la salida de cualquier microorganismo que pueda encontrarse estancado en las habitaciones. Procura ventilar los sitios cerrados de tu casa todos los días.

NO HAY COMENTARIOS

Responder