Sialorrea durante el embarazo: ¿Cómo controlar el exceso de saliva?

Sialorrea durante el embarazo: ¿Cómo controlar el exceso de saliva?

0 1165

Durante el primer trimestre del embarazo las chicas tienen que aprender a lidiar con diversos síntomas, uno de ellos es la sialorrea, que no es más que la producción en grandes cantidades de saliva. Puede que te sientas extraña a ratos, eso de estar conversando y que salpique tu saliva, obviamente debe molestarte, pero calma, infórmate y actúa sobre el tema.

A algunas chicas, la sialorrea les dura durante todo el proceso del embarazo, aunque suele ser poco frecuente, generalmente no debería pasar de los 3 meses. Pero deja ya las penas, y pregunta, que esta patología se repite con mayor frecuencia en mujeres que tienen vómitos y nauseas,  así que tranquila, así como tú, justo ahora, otras chicas presentan tales síntomas.

En ciertas ocasiones, la salivación exacerbada dificulta la ingesta de alimentos, si ese es tu caso, procura visitar a tu médico o ginecólogo de confianza, y tomar medidas en el asunto.

La hipersalivaciónsialorrea o ptialismo, sucede debido a tu embarazo, ¿por qué? Hay múltiples factores, desde las náuseas, la acidez estomacal producto de antojos, y el choque hormonal que produce tu cuerpo en este momento, producto de  una alternación biológica de cualquier tipo, en este caso durante tu embarazo.

Recuerda que produces gonadotropina en altas cantidades, por eso te mareas y tu salivación ocurre de modo distinto, es por esto que a continuación te indicaremos cómo controlar la salivación excesiva durante el embarazo, para que te sientas más cómoda en tu diario vivir:

● Evita los alimentos que producen la secreción excesiva de saliva, tales como cítricos, ácidos y picantes. Evita el uso de curri, ají, chile, limones y naranjas.

● Evita las comidas que te alteran las náuseas. Si no sabes aún cuales son o lo olvidas, recuerda ir anotando tus cambios, pros y contras en el embarazo, y así no te equivocarás.

● Procurara la ingesta de alimentos neutros como galletas de soda, cereales integrales, o come chicles sin azúcar.

● Usar enjuague bucal 3 o 4 veces al día.

● Cepillarse 4 veces al día. Incluyendo lengua y paladar.

● Mantenerte siempre hidratada. Tomar agua a pequeños sorbos pero de modo constante. Te hidrata, te obliga a tragar, y no permites que los ácidos gástricos se apoderen de tu esófago.

● Si crees en medicina alternativa, visita a un homeópata, también puedes practicar masajes en forma circular debajo del labio inferior, con el dedo pulgar. También lo puedes realizar ubicando el dedo pulgar entre la nariz y el labio superior, repitiendo los mismos movimientos.

controlar salivacion durante embarazo● Chupar cubitos de hielo frena el vómito y las náuseas, por ende puede ayudar a disminuir la salivación.

● Es difícil, pero intenta concentrarte y tragar esas cantidades de saliva que produces. Ahora, si tragarla resulta un martirio para ti, entonces usa un pañuelo o bol, y drenas el líquido por allí.

● Al momento de comer, disfruta de platos balanceados, poco salados, y en cantidades pequeñas. Guíate como los deportistas, de 6 a 7 comidas por día, en cantidades mínimas de las habituales.

● Un método alternativo es colocar vendaje elástico debajo de tu barbilla. Aún está en proceso de experimentación, pero puedes probar, tal vez te funcione, y es económico de hacer.

● Busca ayuda de un terapeuta, él te puede explicar que masajes y ejercicios puedes hacer para entrenarte y tragar con normalidad. Existen trucos para tragar con mayor facilidad, ejercicios para potenciar los músculos del rosto y hasta mantener la boca cerrada mientras se tiene la cara hacia arriba para disminuir la salivación.

● Hacer gárgaras de sal con agua tibia.

● Tomar té antes de dormir.

● Eliminar el consumo de lácteos en exceso.

● Visita una tienda naturista, allí pueden darte diversos remedios de índole natural ante este síntoma. Dicen que las gotitas de aceite de anís pueden disminuir tal afección.

Y recuerda, estás embarazada, las etapas por vivir son infinitas, y tu paciencia deberá serlo en igual medida. No todas las chicas presentan los mismos síntomas, así que ten calma cuando no sepas qué hacer. Infórmate, pregunta a tu madre y a las abuelitas cómo hacían en sus tiempos para salir victoriosas ante estos procesos, y si no encuentras resultados, puedes conversar y abrirte a tu médico.

NO HAY COMENTARIOS

Responder