10 preguntas que te ayudarán a realizar tu idea de negocio

Se hizo la luz, la tan esperada idea de negocio finalmente empieza a iluminar tu anhelado camino al éxito. Pero, ¿qué es lo que sigue? ¿ya dejaste atrás el miedo al fracaso? Para el paso a la independencia se requiere valor, tenacidad y, sobre todo, se necesita de un plan. A continuación, las 10 preguntas que te ayudarán a realizar tu idea de negocio y alcanzar el éxito.

1. ¿Puedes explicar tu idea de negocio con palabras sencillas?

Las cosas aparentemente simples de la vida, también pueden ser los momentos más difíciles. Lo mismo ocurre cuando se trata de una idea de negocio, debes poder describirla de la forma más simple posible. Debes explicar la idea de tu negocio de manera breve y concisa, así es como lo conocerá el público objetivo.

2. ¿Resuelve el problema de alguien?

Las mejores ideas de negocio son aquellas que están enfocadas en resolver los problemas de los demás. Si existe un problema que tú, tus amigos, tus familiares y tu personal coinciden en señalar, entonces tienes una idea. Es muy probable que otras personas desconocidas también se encuentren afectadas por este mismo problema.

3. ¿La gente está lista para pagar por tu producto o servicio?

Esta pregunta podría sonar un tanto banal, pero no es así. ¿Los clientes podrían pagar realmente por lo que ofreces? Si se trata de una solución única para un gran problema, entonces no tendrás dificultades para encontrar compradores. Pero si creas una opción de solución, debes agregarle valor para que la gente decida comprar.

4. ¿Cuánto tiempo o dinero le ahorrará a la gente?

Así que la gente está dispuesta a pagar por sus productos y servicios, eso es bueno. Pero ahora debes tener presente que los clientes siempre esperan algo a cambio. La inversión del cliente debería tener sentido, ya sea porque obtiene beneficios en términos de tiempo o dinero.

5. ¿Existe un mercado cuantificable para tu producto o servicio?

¿Mercado cuantificable? En realidad, la pregunta es simple: ¿Existen muchas personas que se interesarían en tu producto o servicio, y tienes forma de llegar a ellas? Debes conocer a tus clientes potenciales o hacer lo necesario si no los conoces, de lo contrario, estás condenado al fracaso. En la red existen buenos materiales para hacer estudios y conocer a tu audiencia.

6. ¿Tienes la suficiente pasión por tu idea de negocio?

Desarrollar una idea de negocio es una cosa, generar la reacción esperada es otra muy distinta. Sólo si estás concentrado en encaminar tu proyecto tendrás la oportunidad de hacer realidad tu idea. No hay lugar para la duda y la autocompasión. La puesta en marcha es una tarea gigantesca, que requiere una enorme cantidad de tiempo, energía y pasión para triunfar.

7. ¿Ya probaste tu idea?

Con probar no me refiero a que preguntes a tus mejores amigos qué es lo que piensan de tu idea. Tus amigos y familiares son a menudo demasiado educados y no pueden ser objetivos debido a la relación personal. La prueba consiste en obtener la opinión de extraños acerca de tu producto o servicio. Para esto debes entregar pruebas gratuitas y realizar una retroalimentación con la opinión del público.

8. ¿Puedes aceptar sugerencias de mejora?

Una buena idea de negocio se caracteriza por el hecho de que siempre se pueda seguir desarrollando y recibir mejoras. Este proceso comienza en la fase de prueba y continúa tan pronto como el producto o servicio ingresa en el mercado. Es importante tener una comunicación permanente con el cliente y responder de forma positiva a sus deseos y sugerencias.

9. ¿Tienes una estrategia de marketing?

El secreto para vender un producto o servicio, es tener las ideas de negocio claramente definidas en la mente. El problema es que muchas veces se sacan productos o servicios al mercado sin saber cómo atraer clientes potenciales. Este error se debe evitarse completamente. Un buen producto con una mala comercialización fracasará, como un producto de mala calidad con un buen marketing.

10. ¿Tiene metas realistas?

¿Cómo ves a tu negocio en dos, cinco o diez años? Aunque tengas mucho entusiasmo en realizar tu idea de negocio, es importante que seas realista. Tener metas realistas no significa que seamos demasiado optimistas, tampoco significa ser demasiado pesimistas. Una buena idea de negocio sólo sobrevivirá en el largo plazo, si encuentra un buen equilibrio entre ambos extremos.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here