La vesícula es un órgano que forma parte del aparato digestivo, ésta se ubica debajo del hígado, y su principal función es almacenar la bilis. Sin embargo, este órgano es conocido por los problemas que ocasiona, pues no es un órgano indispensable y cuando comienza a molestar de manera frecuente lo terminan extrayendo. Es por esto que a continuación te explicaremos cómo aliviar el dolor de vesícula.

Algunos de los síntomas más comunes de un problema en la vesícula son:

● El dolor: Este se produce por una obstrucción en la vesícula. El tipo de dolor dependerá de cada persona, puede ser intermitente, durar mucho o durar poco. Esto puede ser ocasionado por las comidas ricas en grasas y puede empeorar con la tos y los movimientos.

● La Ictericia: Al estar asociada con el hígado, uno de los problemas más comunes es que la piel puede tornarse un poco amarilla. Este puede ser un problema que se deriva de diferentes factores, es importante que visites al médico.

● La fiebre: Cuando nuestro cuerpo nos quiere indicar que hay algo funcionando mal, nos produce fiebre. También puedes sufrir de escalofríos, sudor e incomodidades para dormir.

● Los vómitos: Como está ubicada en el sistema digestivo, es común ver síntomas como las náuseas, los vómitos y los mareos. Esto nos indica que el cuerpo está intentando expulsar lo que está mal, pero es importante visitar al médico.

¿Cómo aliviar el dolor de la vesícula?

Lo primero que debes hacer para aliviar el dolor de la vesícula es asistir a tu médico y explicarle el problema, una vez que haya identificado esto, te dará un tratamiento para disolver los cálculos. En caso de que esto no funcione, se deberá extraer la vesícula a través de una cirugía.

Sin embargo, puedes usar los tratamientos caseros para disolver los cálculos, pero estos no serán de inmediato, y sólo es recomendable para aquellas personas que hayan ido previamente al médico.

Tratamientos caseros para evitar el dolor de vesícula

Existen diferentes tratamientos caseros que te ayudarán a eliminar el dolor de vesícula, estos son algunos de los más usados:

1- Limpieza: Para evitar el dolor de la vesícula podemos hacer una limpieza hepática, esto se hace con ácido málico, aceite de oliva y sal gruesa o epson.

2- Homeopatía: Existen diferentes compuestos que actúan de manera directa en cada uno de los síntomas, deberás consultar con tu médico homeópata para que pueda recetarte el indicado para ti.

3- Hierbas: Uno de los tratamientos caseros más populares para eliminar el dolor de vesícula son las infusiones. Puedes beber infusiones de cardo mariano, de diente de león, de cúrcuma, de alcachofa, de menta o de cola de caballo. Deberás beber de dos a tres tazas durante el día.

4- Lecitina de soya: Cuando se padece de cálculos en la vesícula, uno de los suplementos más recomendados es la lecitina de soya, esta puede regular y equilibrar la cantidad de bilis que tiene nuestro cuerpo, además ayuda con la prevención de las piedras biliares.

5- Jugos: Los jugos cítricos son excelentes para mantener la salud de la vesícula en perfecto estado. Sin embargo, los jugos de manzana, zanahoria, pepino y remolacha son desintoxicantes.

6- Bolsas térmicas: Si el dolor es muy intenso, puedes tratarlo con una bolsa térmica, debes colocarla en la zona del dolor por 30 minutos.

7- Agua: Las personas con esta afección deben beber la cantidad de agua necesaria para limpiar su cuerpo, por lo menos dos litros al día es lo más recomendado.

¿Qué comer para aliviar el dolor de vesícula?

Si has decidido aliviar o prevenir cualquier molestia en la vesícula, lo primero que debes hacer es mejorar la dieta. Algunos puntos importantes para esto son:

  • Debes comer tranquilo, sin estrés y poco a poco para que se digiera la comida.
  • Comer pequeñas porciones, varias veces al día, por lo menos 5.
  • Debes eliminar por completo los alimentos grasos, el colesterol y el sobrepeso.
  • Evita el consumo de los alimentos muy azucarados o con mucha sal.
  • Olvida las bebidas gaseosas.

Estos son algunos de los alimentos ideales para aliviar el dolor de vesícula:

  • Leche desnatada.
  • Quesos suaves.
  • Pescados, pollo sin piel y carne sin grasa.
  • Vegetales bien cocidos.
  • Agua, té o jugos de frutas sin azúcar.

DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here