Aprende cómo debes lidiar cuando tu pareja ya tiene hijos

Cada vez son más las personas que tienen hijos fueras de su actual relación. Por supuesto, no podemos juzgar, todos tenemos derecho a rehacer nuestras vidas.

Ahora bien, cuando somos quien acepta a su media naranja a pesar de tener hijos, es vital seguir ciertos consejos para que la relación marche como debe ser. Si es tu caso, no pases por alto las siguientes recomendaciones para lidiar cuando tu pareja ya tiene hijos de antes.

¿Cómo lidiar cuando tu pareja tiene hijos de antes?

Presentarse cuando la relación sea estable.

Cuando una relación se vuelve seria y estable, es normal que comiences a conocer a las personas que forman parte de su vida, entre ellos sus hijos. Por lo tanto, antes de presentarte, es vital que te preguntes con sinceridad si realmente deseas estar con esa persona por el resto de tu vida.

El momento apropiado para presentarse.

Tomando en cuenta los sentimientos de sus hijos, tu pareja hablará con ellos paulatinamente antes de presentarte. Por ello, es imprescindible que esperes pacientemente el momento adecuado para presentarte, no intentes forzar a tu pareja.

Ahora bien, cuando llegue ese primer encuentro, procura que la presentación sea natural y amena. Limita la presentación a un breve saludo y pocas palabras.

Asume tu rol con equilibrio

Conversa con tu pareja sobre el rol que vas a asumir, y aprovecha el momento para establecer tus límites con respecto a los niños. Por ejemplo, en la educación o en responsabilidades como llevarlos al colegio.

Cabe destacar que es mejor si dicha conversación se realiza antes de la presentación, porque así tu pareja puede conversar con sus hijos, permitiendo que la adaptación sea menos traumática para ellos.

Sé paciente con ellos

Ganarte el cariño de sus hijos toma tiempo, ten paciencia. Procura darles espacio y permite que sean ellos los que se acerquen a ti. Ten presente que mientras más edad tenga el niño, más tiempo requerirá la adaptación.

● Cuida tu relación de pareja

Todo lo que implica conocer a sus hijos, llevar a cabo responsabilidades nuevas para ti, e intentar ganarse su cariño, son aspectos que podrían desplazar a un lado su relación. Por ello, permítete tiempo a solas con tu pareja, busca momentos para salir, hablar de los dos, disfrutar su relación.

● Dile a tu pareja como te sientes

Es normal que durante el proceso de adaptación sientas que no encajas o que no eres capaz de asumir tu nuevo rol. En estos casos, expresa con sinceridad y tacto lo que sientes. Explica lo que quieres y no quieres con respecto a la relación con sus hijos.

Lo que no debes hacer

● No los reprendas

Es verdad que en ocasiones los niños necesitan reprensión, pero recuerda que no son tus hijos. Si notas que necesitan que se les corrija en algún aspecto, habla con tu pareja sobre la situación. También podrían incluirlos en la conversación para preguntarles la razón de su comportamiento y explicarles con tacto porque debe dejar de hacerlo.

● No los compenses con regalos

Los regalos no harán que sus hijos te quieran más. Tampoco sucederá si les cumples sus caprichos o eres permisivo. Al contrario, los volverá manipuladores y rebeldes.

No te compares

Las figuras más importantes de los niños siempre serán sus padres, sin importar si están presentes o no. Por ello, jamás compares tu cariño, ni tu atención, y tampoco les preguntes a ellos quien es mejor. Recuerda que eres un miembro más en su familia, al que aprenderán a querer con el tiempo.

● No hablar de su ex

Tanto para tu pareja como para sus hijos puede resultar muy incómodo hablar constantemente de su pareja anterior y la familia política. Es decir, evita hablar del pasado de la familia, a menos que ellos mismos saquen el tema a relucir y aún si es el caso, limita tus comentarios.

Los hijos están por encima de todo

Si realmente amas a tu pareja, debes comprender que sus hijos son lo más importante en su vida. Por ello, si estás comenzando una relación de este tipo, pregúntate con total honestidad si estás en posición de formar parte de su familia; si es así, seguir los consejos que te hemos proporcionado te ayudará a tener una vida en familia feliz.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here