Cocina sin desperdicios: cómo aprovechar las sobras de la nevera

Muchas veces ocurre que no sabemos aprovechar al máximo toda la comida que queda de la semana y esto genera una gran cantidad de desperdicio. Al no consumir los alimentos en su totalidad generamos una merma que inevitablemente repercute en nuestros bolsillos, además de generar una pérdida innecesaria.

¿Sabías, por ejemplo, que según la FAO todos los años se botan al menos 1 millón de toneladas de comida en buen estado alrededor del mundo? Como sabemos la importancia de estos datos (el ahorro, principalmente), acá te presentamos algunas ideas para reciclar comida y no morir en el intento.

cocina sin desperdicios

1) Planifica un menú con anticipación
Así se te hará mucho más fácil medir las cantidades exactas de cada porción. Si cocinas lo justo, será muy difícil que haya alimentos excedentes.

2) También puedes planificar tus compras
Si ya sabes qué prepararás, será más fácil para ti saber que necesitas. Todo es cuestión de saber organizarse. También es necesario hacer un presupuesto realista de acuerdo a lo que más se consume en casa. Si yo no como berenjenas, no tiene ningún sentido comprarlas sólo porque estaban en oferta en el supermercado.

3) Aprende a reciclar la comida
Así ahorrarás tiempo y dinero cada vez que cocines. Una excelente idea para esto es aprovechar los excedentes de cada preparación y reelaborarlos de una manera ingeniosa y creativa. Por ejemplo, si te sobró arroz de la comida, puedes mezclarlo con algo de huevo y harina y hacer tortitas fritas. De la misma forma puedes usar los sobrantes de carne para rellenar una empanada.

4) Ten siempre a mano un recetario
Muchas personas subestiman la importancia de estos libros tan plagados de una sabiduría ancestral y terminan relegándolos al olvido y al polvo de la biblioteca. Lo cierto es que un recetario siempre es de gran ayuda a la hora de variar el menú. Todo es cuestión de administrar el tiempo suficiente a preparar y organizar las recetas para tenerlas a mano cuando se necesiten.

5) Busca siempre alternativas
Lo más importante en una cocina es tener imaginación. ¿No tienes contornos para la cena? Pues entonces prueba hacer unas croquetas de ñame o una ensalada de espinaca. ¿Necesitas una salsa y en tu nevera sólo queda un triste pedazo de brócoli a medio cortar? Puedes probar a hervir el tallo y hacer una salsa con él. Lo importante es buscar la manera de variar sin caer en una rutina. Recuerda: el límite es tu imaginación.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here