como ganarte a tu jefeEste asunto no es dejar que los jefes estén enojados y el mal que le caiga a otro, ni para instruir a los empleados a mantener sus puestos de trabajo encubierto engañando y siendo pocos éticos en su forma de trabajar. Las siguientes líneas son en la observación del  trabajo serio y honrado para ganarte la confianza de tu jefe y salir adelante”.

Después de trabajar durante años como un ejecutivo de recursos humanos en las grandes corporaciones, Wayne Cost, quien ha sido un respetado autor de libros sobre las relaciones laborales, dijo que no siempre son los empleados más dedicados y preparados los que consiguen las promociones y son los que son despiertos y hábiles en el trato con sus jefes los que son efectivamente crecen profesionalmente. Y es una pena, puesto que ese empleado fajador y eficiente, muchas veces se frustra y se desencanta de su trabajo cuando ve que la vacante que sería merecida por él es ganada por aquel empleado que busca la atención de su jefe de la forma adulona

La combinación de la buena obra con técnicas de marketing personal y un poco de mejor manejo, enseñadas con 12 consejos, ayudan en las maneras de aumentar la visibilidad de tu trabajo, y por tanto tus posibilidades de progresar en la empresa. Bueno, algunos son más consejos sobre cómo disfrazar algunos “huecos” y rodar así, pero de acuerdo a Cost “ser retractor no significa falta de competencia profesional ni de talento en su lugar. Cuando alguien tiene talento, iniciativa creadora, y decide darse el bombo, le da extraordinarios resultados, ejemplos de cómo se puede hacer esto con un éxito absoluto y toda la seguridad” es echando un vistazo a lo que el autor indican con algunas técnicas y buena suerte. Estos son sus consejos:

–       Nunca rechaces una invitación a tomar café:

Esta es la forma más fácil de ponerse al día con la información, para interactuar con otros compañeros de trabajo y superiores, aprender de los problemas personales de cada uno, conocer la opinión de los empleados sobre la cabeza y sobre la empresa. ¿Por qué aprender todo esto? ¿Qué ejecutivo recordará a un subordinado para una gran promoción, si ese empleado a quien van a promover nunca se ha relacionado con él?

–       Cuelga el teléfono:

El teléfono es una característica que puede ayudarte a subir peldaños o a bajarlos. Si toma algunas precauciones, apenas tu jefe va a sospechar que esas llamadas eran interminables para hacer cosas personas el fin de semana o una salida con tu novia. Pero recuerda que debes mantener siempre una pluma entre tus dedos y algo a mano para cuando tu jefe entra en la oficina de repente. Otra razón para usar el teléfono también es el impacto que la acción en cuestión, porque su jefe se lo considerará como un diligente dedicado y práctico, que no escatima esfuerzos para hacer frente a los intereses de la empresa. Más que simplemente que está en frente de la computadora todo el día.

–       Asiste a todas las clases y seminarios que puedas:

Nunca dejes de asistir a cursos y seminarios, preferiblemente fuera. Aunque el curso no esté directamente relacionado con tu trabajo, tienes el argumento de que te gustaría aprender más sobre otras áreas de la empresa para poder llevar a cabo tus funciones de manera más eficiente y poder ayudar a mejorarla. Muy probablemente, tu propuesta de participación será evaluada como positiva y tu ausencia en el trabajo es entendida y valorada.

–       Establece los compromisos externos máximos:

Una espiral muy normal y muy útil para escapar por unas horas de carga de trabajo es programar una cita externa para resolver un problema que, por teléfono, no tendría más de quince minutos. Las posibilidades son muchas y surgen todo el tiempo. La mejor parte de las reuniones externas es que nadie tiene que saber cuánto duró y esta es la oportunidad de tomar ventaja de las “lagunas” en el tiempo para hacer otras cosas.

–       Capitaliza las ausencias por motivos personales a tu favor:

Ninguna empresa le falta el servicio de gracia y marca toda la presión que los aspectos de la disciplina de sus empleados. Pocos líderes se darán cuenta de que estás haciendo o no en el trabajo, pero todo el mundo se dará cuenta de tu ausencia. Si la ausencia es por razones médicas, selecciona la consulta después de la hora del almuerzo y di siempre la verdad, así puedes resolver tus problemas con más calma y mejor, sin “quemarte” con tu jefe.

–       Se un vendedor:

Una característica importante que distingue a la clase muy bobinadora que optan por trabajar es el espíritu de la comercialización de si mismo, es decir, el vendedor famoso. La clase bobinadora que tiene estas características, por no hablar de la virtud, todo lo que hace lo hace con el triple de notoriedad por su trabajo, aunque no es excepcional. Aquí reside la lógica de la publicidad, que vende más de lo que realmente es.

–       Ser regularmente informado de todo y esta siempre conectado:

Para los que le gusta informar a sus jefes de cosas que no tengan nada que ver con el trabajo ni la empresa, debes saber de antemano que cosas le gustan a tu jefe, por ejemplo de que equipo de beisbol es simpatizante, y cuando lo veas en la mañana le hablas de tal cual fue el resultado, hazte hasta fanático de ese equipo. Si ve películas recomiéndale una que sea bien buena, si le gustan los temas económicos o políticos, ponle conversación sobre ellos. Si le gustan los chismes háblale de ellos pero con sumo cuidado, nunca hables descaradamente mal de ningún compañero.

–       Sé adulador:

Si quieres llegar a la condición de confidente de tu jefe en la empresa, no escatimes esfuerzos, como individuos acepta órdenes de servicio, siempre esta bien preparado para realizar cualquier trabajo, permanece en el negocio durante más tiempo que el normal y la carga de trabajo los fines de semana. De este modo, además de ganar la simpatía de tu superior, casi nadie se dará cuenta de tus fracasos, que se toman como pequeños. Si ves a tu jefe con una linda corbata, dile lo bonita que es y lo bien que le queda. Si necesita de cualquier cosa préstale tu servicio de ayuda.

–       Camina siempre con prisas y con documentos en sus manos:

Los funcionarios con documentos en manos parecen las personas que asisten a las reuniones, que están siempre ocupadísimos en hacer cosas importantes de su trabajo. La gente observa el comportamiento de sus compañeros de empresa y esta es la mejor manera de hacerles creer que trabajas duro y eres un tipo dedicado incondicionalmente a la compañía.

–       Organiza tu escritorio con un lío bien planificado e impactante:

Cuando un escritorio es desordenado da la impresión de que esa persona está trabajando duro. Coloca enormes hileras de documentos alrededor de tu espacio de trabajo. Deja manuales de políticas y procedimientos, y abrir algunos libros en el suelo, mostrando que estás siempre en busca de hechos y cifras que presentan un trabajo preciso y fiable.

–       Gestiona la ficha de su horario de trabajo:

Descubre toda la programación que tendrás en la semana, ya que las horas de salidas pueden verse comprometidas por las reuniones largas. Una regla básica es que no llegues tarde a tu trabajo pero que tampoco te vayas muy temprano. Si tu jefe te ve llegar antes de tiempo, o salir de la oficina después de él, asimismo haz que se de cuenta de ello. ¿Cómo? Organizar un tema para enviar un e-mail minutos pasados del tiempo de la salida tarde.

–       Desarrollar un vocabulario rico e influyente:

Ningún empleado que no sepa expresarse bien logrará un ascenso, por lo tanto, cultiva un vocabulario rico e inusual, que marque tu personalidad. Cree propios términos, añadir palabras en inglés en las comunicaciones. Aunque se puede llegar lejos profesionalmente, justo en la base de la mentira, este esfuerzo (hablar bien), tendrá que hacer que ganes muchos puntos para ser colocado en ese nuevo puesto que anhelas

–       Nunca le digas que no a tu jefe:

Si tu jefe te pide que te quedes hasta las 9 de la noche un día, no le pongas excusas y quédate hasta esa hora, si te pide que vayas a trabajar un sábado, hazlo también, aunque tengas algo que hacer o realmente estés cansado, haz ese esfuerzo, quizás sea una forma de ver como actúas antes pedidos para la empresa.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here