Cómo invertir en oro

¿De qué manera se puede invertir en oro?

Básicamente, hay cuatro maneras diferentes en las que usted puede invertir en oro. Cada opción tiene sus ventajas y desventajas, y cada una es adecuada dependiendo de lo que se busque. A continuación las explicaremos más en detalle.

Las cuatro maneras de invertir en oro son:

1. Oro físicamente (en forma de barras o monedas).

2. ETF de oro (fondos de inversión con una cubierta de oro).

3. Derivados del oro (warrants, futuros, y productos estructurados).

4. Las acciones de oro (acciones de empresas mineras de oro).

Estos cuatro tipos difieren tanto en términos de seguridad, capacidad de venta, la disponibilidad y el coste.

El oro físico: Ofrece una especie de moneda alternativa y es buena para proteger contra un colapso del sistema financiero.

El oro ETF son una buena manera de invertir cantidades más grandes,  y son buenas como cobertura de protección contra un dólar en descenso.

Los derivados del oro son adecuados para los inversionistas y los comerciantes que quieren con poco esfuerzo ganar mucho, o para inversores conservadores que quieren proteger sus activos de oro contra caídas de precios.

Las acciones de oro proporcionan otra opción a la subida de los precios del oro: que paga los dividendos y ofrece protección contra la prohibición del gobierno de la posesión privada de los metales preciosos (oro).

Consejos para principiantes en oro

Al principiante que quiere comprar oro por primera vez, le podemos dar el siguiente consejo:

Si usted compra oro, deberá pensar en que es una inversión a largo plazo, y es un instrumento “seguro” frente a escenarios de crisis. El momento de la compra no debe jugar un papel importante. Siempre es bueno comprar una cantidad importante de oro para conseguir un buen precio de mercado.

Algunas personas quieren tener oro en caso de alguna emergencia, y para esto compran oro físico, y para esto consiguen barras o lingotes a través de diversos distribuidores, compran algunas de las monedas de oro disponibles en el mercado o pequeñas placas de 1, 2, 5, 10 o 20 gramos.

Lo mejor es mantener el oro en una caja de seguridad o en un lugar seguro, donde esté protegido contra el robo y la pérdida. Otra ventaja de tenerlo físico es que no se perciben las fluctuaciones diarias en el precio, comparado a cuando se experimentan los altibajos de cada día en su cuenta de inversión. Para los inversores a largo plazo las fluctuaciones diarias son irrelevantes.

Pero sólo se debe invertir comprando con dinero, y con el dinero que no va a necesitar en el corto/mediano plazo. Siempre hay que mantener suficiente dinero para su liquidez y cualquier emergencia que se presente. Nunca se debe comprar oro a crédito. El oro físico no debe ser usado en caso de alguna emergencia, no debe ser tocado!


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here