¿Cómo recuperar la figura después del embarazo?

Es rara la mujer que puede presumir que, después del parto, pudo recuperar su peso naturalmente y en poco tiempo. A menudo, el peso corporal continúa aumentando, a pesar de los intentos fallidos por detenerlo.

El parto es un enorme estrés y un proceso que consume bastante energía. Inmediatamente después del nacimiento del bebé, la mujer descubre con alegría que ha perdido varios kilogramos. Pero esta alegría de haber recuperado su propia figura termina pronto.

En primer lugar, el exceso de peso no se fue en su totalidad. En segundo lugar, un organismo debilitado requiere más energía y nutrientes. Por lo tanto, la madre experimenta constantemente una sensación de hambre, y nuevamente comienza a ganar peso rápidamente. La situación es “complicada” por la lactancia materna. Si se pone en una dieta rígida o participa activamente en deportes, la producción de leche materna puede detenerse.

Suplementos para recuperar la figura después del parto

Sin embargo, no todo es tan inútil. Los científicos han demostrado que es posible prevenir la aparición del problema de exceso de peso. Esto se lograr si se toma aceite de pescado durante el embarazo. Las propiedades útiles del aceite de pescado se deben al alto contenido de ácidos grasos poliinsaturados Omega-3. En particular el docosahexaenoico (DHA) y el eicosapentaenoico (EPA).

Entrando en el cuerpo, el producto tiene los siguientes efectos:

  • Normaliza el colesterol.
  • Regula el intercambio de grasas y carbohidratos, no permitiendo que se depositen en las reservas de grasa.
  • Aumenta la resistencia al estrés y previene la depresión, que es muy importante en el período postparto.
  • Ralentiza el envejecimiento.
  • Mejora la condición de la piel, que sufre de cambios hormonales.
  • Mejora la atención, la memoria, la actividad del pensamiento, neutralizando las consecuencias de la fatiga y la falta de sueño.
  • Aumenta la inmunidad.

De particular interés es la capacidad del aceite de pescado para conducir a una disminución en el peso corporal. Sobre todo, porque su valor calórico no puede ser llamado bajo – alrededor de 900 kcal por 100 g de producto. Sin embargo, el peso, de hecho, se normaliza. Esto se debe precisamente al EPA y DHA.

Por otra parte, el aceite de pescado controla la glucosa entrante. Cuando esta se almacena en cantidades excesivas lo hace en forma de grasa. El aceite de pescado dificulta este proceso. Y, finalmente, reduce la producción de la hormona del estrés, cortisol, la cual favorece la formación de depósitos de grasa.

¿Qué dicen los científicos?

En los primeros trabajos científicos se demostró que el uso de Omega-3 previene el aumento de peso. Pero fueron más allá, decidieron averiguar cómo actúan estos ácidos grasos sobre el peso excedente después del nacimiento del niño. Después de todo, es el mecanismo de disparo para aumentar aún más el peso corporal.

El estudio incluyó a más de 600 mujeres embarazadas voluntarias en un período de 26-28 semanas. Los científicos midieron el nivel de DHA y EPA en la sangre de las mujeres, y el peso un año y medio después del nacimiento del niño, y se comparó con el peso corporal al registrarse.

Resultó que las madres que consumieron Omega-3 recuperaron el mismo peso que antes de quedar embarazadas.

¿Qué debo hacer para volver al peso normal después del parto?

Para después del nacimiento es fácil deshacerse de los kilos de más, debes consumir Omega-3 durante el embarazo. Para ello, es necesario incluir los mariscos o aceite de pescado purificado en la dieta. El líder en el contenido de Omega-3 es un pequeño pescado capturado a una profundidad en las aguas frías.

La grasa tiene un efecto sobre el peso corporal y la salud sólo si se cumplen las siguientes condiciones:

  • Los peces deben ser capturados en aguas silvestres y no cultivados bajo condiciones artificiales.
  • Se debe cocinar al vapor o en todo caso hervirlo. Al freír, el pescado pierde sus propiedades útiles.
  • Los platos de pescado se deben incluir en el menú de 2 a 3 veces a la semana. Para que el Omega-3 se acumule en el cuerpo y tenga efecto, debes seguir este menú al menos un mes.

Este tipo de dieta puede resultar bastante económica, por lo que puedes llegar a ahorrar algo de dinero. Pero la joven madre tiene cosas más importantes que hacer que buscar pescado fresco y estar junto a la estufa.

Otra manera, aunque menos deliciosa, de obtener Omega-3 a diario es comprar aceite de pescado en la farmacia. Los medicamentos modernos están disponibles en cápsulas, por lo que el aceite no pierde propiedades útiles. Además, se tiene la ventaja de no sentir el sabor específico, que no es agradable.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here