¿Cómo saber si canto bien? Te contamos

Al entonar una canción cuando vamos camino al trabajo o a la escuela, o realizamos la limpieza del hogar, nos sentimos tan inspirados que colocamos al máximo volumen nuestro equipo de sonido, y más cuando se trata de aquella melodía que nos encanta.

En ese momento sentimos que estamos cantando como nuestro artista preferido, e incluso las bailamos. ¿Pero realmente sabemos cantar? A continuación, explicaremos como saber si cantamos bien.

¿Cómo saber si canto bien?

Esto sólo es posible deducir si ponemos en práctica ciertos tips o herramientas, que nos harán determinar si nuestra voz tiene un tono y control adecuado, al grabar nuestra voz y escucharla detenidamente.

Para ello debemos ser objetivos en nuestra grabación, y analizarla en detalle, tomando en cuenta, tanto lo bueno como lo malo, ser autocríticos, mirarnos al espejo y mejorar nuestras facciones, y así avanzar poco a poco.

Otra sugerencia es pedir a alguien que nos escuche y que nos diga con sinceridad que tal le parece nuestra voz. En este caso es vital que sea una persona objetiva, preferiblemente alguien que tenga conocimientos sobre música.

Existen muchas formas de aprender a cantar o mejorar nuestra voz

Una de las opciones es tomar clases de canto a nivel profesional; sin embargo, mientras estamos en esta etapa, nos llenamos de dudas e incertidumbres, y no sabemos si lo estamos haciendo del todo bien, escuchamos críticas y opiniones, tanto constructivas como dañinas, pero no por eso debemos darnos por vencidos.

Hoy día, gracias a la tecnología, también nos es posible aprender a cantar sin maestros o instructores, y ser autodidactas, paso a paso, y a cualquier edad, viendo videos en la tele o en Internet, lo importante es poner empeño y dedicación.

No todos aprendemos al mismo ritmo o velocidad, muchos cantantes que poseen en la actualidad un talento increíble, tuvieron que comenzar desde “cero”, bien sea afinando su voz o aprendiendo a manejarla de forma correcta.

Quizás tengamos un talento escondido

Recordemos que todo aquel que canta no necesariamente nace con ese talento, esto puede ser algo innato o desarrollarse a través de los años con la práctica y dedicación necesaria.

Si creemos que tenemos mucho o poco talento, luego de haber aplicado ciertas herramientas, podemos aventurarnos a ofrecer nuestros servicios en bodas, cumpleaños, reuniones de amigos, y mediante estas “prácticas” darnos cuenta si realmente es lo nuestro.

Allí descubriremos si tenemos talento para un determinado estilo de música, o si somos capaces de cantar una gran variedad de géneros, y es en ese momento que puede surgir la idea de formar una banda o grupo musical, ya sea a nivel profesional o sólo por hobby.

¿Es indispensable tener un buen oído musical?

Sin duda alguna, desarrollar de forma óptima el oído se convierte es parte indispensable en la preparación de todo músico, ya que esto nos permitirá cantar con una buena afinación, y si por el contrario no está bien desarrollado, sonarán desafinados tanto los instrumentos como tu voz.

Para lograr desarrollar un buen oído musical, debemos realizar ejercicios de vocalización que te permitirán identificar tonos, intervalos, escalas, acordes, porque el oído se conecta directamente con la voz.

Otra herramienta eficaz es estudiar a fondo las canciones, sus cambios de ritmo y de tono, sus estructuras, adornos, etcétera, esto lo ejercita y nos otorga nuevas ideas, y todo esto es posible cuando comienzas a desarrollar una excelente memoria musical creativa.

Para cantar bien debemos considerar lo siguiente:

  • Cuando nos encontramos entonados, quiere decir que podemos perfectamente cantar todos los intervalos melódicos de una canción.
  • No debemos, bajo ninguna circunstancia, lastimar nuestra voz al querer llegar más allá, tampoco tensar o forzar nuestro cuerpo.
  • Cantar en un volumen adecuado donde se escuche de forma clara lo que expresamos, y sobre todo, sentirnos cómodos y disfrutar de lo que hacemos.
  • Ser perseverantes y constantes, estudiar y poner en práctica lo aprendido.
  • Tener objetivos y rutinas claras y definidas, para saber hasta qué punto deseamos llegar.
  • Trabajar en los puntos básicos del canto como la vocalización, respiración, relajación, colocación, afinación, apoyo y repertorio.

Técnicas que no debemos olvidar

  • Calentar la voz.
  • Ejercitar la respiración.
  • Proyectar sonidos de forma correcta.
  • Aprender a liberar la voz.
  • Aprender la técnica del sonido nasal.
  • Saber atacar las notas.
  • Perfeccionar la dicción.
  • Saber colocar la lengua.
  • Vocalizar de forma correcta.

DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here