Conoce los síntomas de presión baja en mujeres y los posibles riesgos

La norma indica que la lectura de la presión de una persona sana es de 120/80. Donde los 120 es la presión con la que el corazón expulsa sangre a la aorta, y los 80 indican la presión arterial cuando regresa al corazón. Por lo tanto, cuando hablamos de presión baja nos referimos al cambio en los índices superior e inferior. En este caso veremos cuáles son los síntomas de presión baja en mujeres.

En medicina, existe un concepto como el de hipotensión. La hipotensión es una enfermedad que se caracteriza por la baja presión, insuficiente para el funcionamiento eficaz del sistema circulatorio. Esta enfermedad puede deberse a diferentes factores como alteración de un órgano, estado emocional o impacto del medio ambiente.

Síntomas de presión baja en mujeres

Los síntomas de la presión baja en las mujeres, se deben a la alteración del equilibrio en la sangre circulante del cerebro. La molestia se acompaña de frecuentes pulsaciones en los lóbulos temporales y en la nuca. A menudo, la dolencia también afecta la parte frontal de la cabeza, por lo que algunas personas experimentan mareos. Los dolores de cabeza toman la forma de una migraña, que rodea un lado de la cabeza. La naturaleza del dolor es frecuente y generalmente está acompañada de náuseas y vómitos.

● Un nivel de presión reducido conduce inevitablemente a un estado deprimido, mala salud y depresión. El ascenso o disminución inesperados conducen a un aumento en el flujo de sangre dentro de la cabeza. Las personas particularmente impresionables pueden incluso desmayarse.

● La presión arterial baja se asocia con la fatiga rápida, letargo general y falta de actividad motora. Las mujeres hipotensas encuentran un gran alivio al final de la jornada laboral.

● Las personas no concentran bien su atención, se quejan de las fallas en la memoria y muestran inquietud general. El estado de ánimo fluctúa y numerosas depresiones representan un cambio de actividad positiva a una estrictamente opuesta.

● Los vasos tienen un tono reducido, que afecta indirectamente al músculo cardíaco. Algunas pacientes hipotónicas experimentan dolor en el esternón izquierdo. Eventualmente, las sensaciones se convertirán en un síndrome permanente. La palpitación rápida se manifestará incluso durante el descanso y la falta de actividad física.

● Es un error creer que el bostezo frecuente de personas con presión arterial baja es sólo un hábito. Esta condición se debe a la falta de oxígeno interno.

● La presión arterial baja se acompaña de una débil circulación de la sangre. Muchas de estas mujeres sienten el frío y el calor de forma aguda, tienen las extremidades entumecidas y escalofríos.

Riesgos de presión baja en mujeres

La hipotensión casi no conlleva peligro, sin embargo, la presencia continua de la enfermedad puede tener algunos efectos: el cuerpo tratará de equilibrar la presión, por lo que puede ocurrir aumentos en la presión arterial. La transición de la hipotensión a la hipertensión dura al menos 10 años o incluso más.

A su vez, la hipotensión patológica es una falla del cuerpo sobre la presencia de una enfermedad grave y problemas con el sistema nervioso. Lo más probable es que la paciente presente:

  • Sangrado en el estómago
  • Infarto de miocardio
  • Shock anafiláctico
  • Daño de las glándulas tiroideas y suprarrenales

La presión arterial baja es el síntoma más importante. Muestra la presencia de una enfermedad más grave y le permite tomar medidas para eliminar rápidamente la dolencia subyacente.

Signos de alerta para detectar presión baja en mujeres

Además de los indicadores del tonómetro, hay ciertos síntomas que indican una presión arterial baja. Los signos explícitos de la presión baja en mujeres son:

  • Debilidad, aumento de la somnolencia
  • Aumento de la sudoración
  • Manos y pies constantemente fríos
  • Frecuencia cardíaca acelerada
  • Problemas con el sueño
  • Aumento de la irritabilidad y cambios repentinos en el estado de ánimo
  • Dependencia de los cambios climáticos
  • Dolores de cabeza
  • Mareo
  • Dificultad para respirar

La presencia de uno o dos de los signos anteriores aún no indica la presencia de hipotensión. Sin embargo, si hay muchos síntomas y se observan regularmente, entonces es necesario consultar a un médico.

La hipotensión puede ser primaria y secundaria. La hipotensión primaria o idiopática es una enfermedad independiente. Las causas de esta pueden ser bastante variadas, más a menudo causadas por la baja actividad del sistema nervioso autónomo. También puede deberse a un fuerte estrés emocional.

Otro tipo de hipotensión, que ocurre especialmente a menudo, es la secundaria. En este caso, la presión arterial baja es una de las complicaciones de la enfermedad subyacente.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here