Diferencias entre vértigo y mareo

Muchas personas utilizan los términos vértigo y mareo como si se tratasen de la misma situación, como si fueran sinónimos, pero esto no es así. A continuación pasaremos a explicarte las diferencias entre vértigo y mareo.

Diferenciar el vértigo del mareo es punto de discusión médica que caracteriza ambas como sensaciones, y que además como síntomas de alguna otra enfermedad. Efectos de medicamentos, alcohol, falta del equilibro, movimientos circulares, sensación de rotación y aturdimiento en general, son algunas de las palabras más usadas para definir cada uno de los términos.

Diferencias entre vértigo y mareo

Pero para diferenciar realmente ambos síntomas o sensaciones, hay que comenzar por definir cada uno de éstos términos. El vértigo se define como una sensación giratoria y de desenfoque visual que generalmente está asociada a enfermedades del sistema nervioso central, a problemas de la columna cervical o del oído medio o interno. Generalmente el vértigo no produce síntomas adicionales, a menos que se presente alguna parestesia (paralización) de alguna parte del cuerpo.

El vértigo está caracterizado por ser intermitente, lo que quiere decir que puede estar presente o no, aparecer o desaparecer; a veces por semanas. El vértigo empeora con el movimiento, sobre todo de la cabeza, y este es un signo típico del vértigo, además de no poder enfocar la vista en nada particular o pequeño. La rotación en espiral o circular, o sensación de que lo que hay alrededor rota o se mueve es un signo de vértigo y no de mareo.

Otros síntomas que acompañan al vértigo pueden ser: dolores de cabeza, sensación visual de no poder enfocar la vista, sensibilidad al ruido y luz, doble visión o taquicardia, relativo al corazón agitado. Muchas veces el vértigo produce en las personas que lo padecen algunos movimientos oculares laterales. El vértigo también puede ser la sensación de caer cuando se observa desde un lugar alto.

El vértigo es muy conocido porque generalmente ocurre cuando hay alguna inflamación del laberinto del oído, y se diagnostica como síntoma de esa enfermedad, por lo común, el vértigo si no está asociado al oído, probablemente haya alguna inflamación nerviosa a nivel de columna cervical. Sin embargo, en esta situación puede haber otros síntomas asociados, como dolor intenso de cabeza y cuello medio en la región baja occipital craneana.

El vértigo, por el origen de la palabra se produce también cuando las personas consumen algún tipo de fármaco que altera las neuro sustancias en el cerebro y generalmente al encontrar la causa del síntoma del vértigo puede tratarse desde sus implicaciones primarias, o bien desde el origen de la propia enfermedad que está ocasionando el vértigo.

El mareo, además de ser una sensación desagradable de malestar, también está acompañado de náuseas, vómitos o dolor ligero de estómago. La mujer embarazada sufre frecuentemente de mareos, que en muchas ocasiones incluso pueden llevar al desmayo o pérdida del conocimiento. Cuando se está mareado hay probablemente una enfermedad o condición que lo induce, también puede ser una caída rápida de tensión arterial, aumento o disminución de la presión al levantarse rápido de un lugar, o por cambiar de posición.

Hay que definir claramente el mareo como un síntoma en donde hay un malestar, y no sólo la sensación, ya que el mismo se diferencia claramente del vértigo, justo porque hay sintomatología gastrointestinal, sudoración fría y un conjunto de reacciones fisiológicas originadas por enfermedad primaria de orden residual o temporal.

El mareo también produce una sensación de inestabilidad, como la pérdida del equilibro, por lo que muchas veces la persona debe sentarse para no caer, sobre todo en el preámbulo de una pérdida del conocimiento, y si además hay náuseas y malestar estomacal, puede perder el conocimiento.

Para finalizar, es importante señalar que cuando hay severidad en los síntomas que acompañan a los mareos o a los vértigos, como fiebre, dolor de cabeza intenso a moderado, parestesias o debilidad de piernas, brazos o manos, problemas para articular palabras, desorientación en tiempo y espacio, o vómitos frecuentes, se debe acudir a una emergencia, ya que puede estar comprometida la vida. Se debe tomar en cuenta que los vértigos o los mareos son de frecuencia pasajera, aunque no está de más visitar al especialistas que pueda encontrar las causas.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here