¿Como funciona la cromoterapia? Conoce los beneficios para tu bebé

Cuando nuestros hijos están bebés desestimamos muchas cosas que hoy día ya se conocen. Este caso no escapa de ello, se trata de la cromoterapia para influir en el estado emocional del niño.

A edad temprana cada bebé necesita de estímulos que lo ayuden a adaptarse a un mundo nuevo y a desarrollar sus habilidades de forma progresiva, los colores es uno de estos estímulos necesarios.

Analizando nuestro entorno, nos damos cuenta que está lleno de colores, el bebé al abrir los ojos le estimulamos con millones de colores que necesitamos guiarle adaptando su habitación, juguetes y ropa, acorde a lo que ellos necesitan.

Ahora, ya entrando en el tema de la cromoterapia, también conocida como color terapia, te comentamos que no es algo nuevo, ya en nuestros antepasados se venía practicando para provocar algunas reacciones en los niños, aunque ahora sí conocemos las razones de aplicar esta terapia del color y sus tonalidades.

¿Cómo funciona la cromoterapia?

Existen varias técnicas, que en conjunto deberemos aplicar en el espacio que más frecuente el bebé, ya sea su habitación o área de juego.

1. Agua de colores. Esta técnica ha sido muy difundida por las redes sociales. Consta de una botella de agua transparente que se rellena con palillos que brillan en la oscuridad y pedazos de tul.

2. Escoge juguetes con colores intensos. Estos elementos interactúan la mayor parte del tiempo con el bebé, por lo que generan relajación, dinamismo, desarrolla la inteligencia y ayuda a la concentración.

3. Una habitación acogedora. El color no es más que el reflejo de un objeto hacia la luz, así que lo primordial es hacer una habitación con tonos claros que refleje gran parte de la luz natural y hacer vibrar los colores que existen en los juguetes y demás adornos. El techo es importante que tenga el color más claro que las paredes, y se recomienda siempre un techo de color blanco.

Del mismo modo, no recargues tanto la habitación del bebé, es mejor tener sólo lo necesario y no estimular tanto al niño, que casi no pueda descansar.

4. La cromoterapia va en los alimentos. Si le presentas un plato agradable, con colores vistosos, se le estará llamando la atención, incentivándolo a comer. Esta también es una buena estrategia para que aprenda a comer vegetales desde muy pequeño.

“Olvídate de decorar con negro la habitación de tu bebé, este color está asociado al miedo, a la oscuridad, ocasionándole inconscientemente un estado emocional de tristeza, no lo use en ningún accesorio decorativo”.

Efectos y beneficios de la cromoterapia en tu hijo

Para entender mejor esto de la cromoterapia, desglosemos uno a uno los principales colores que estarían estimulando a tu hijo, y veamos cómo influyen en el estado emocional de los niños.

Color rojo. El color rojo le aporta energía, activando todo el sistema circulatorio. Tanto es el efecto del rojo que no se recomiendan en niños que parezcan tener hiperactividad o algún trastorno de irritación cerebral.

Color violeta. Este color es símbolo de la meditación, por lo que estimula la creatividad de los niños y despierta ese lado del arte. Generalmente este color les agrada mucho a los bebés.

Color amarillo. Se relaciona con el brillo de la luz. En el bebé estimula la alegría y la actividad mental. Este color lo debemos tener en baja proporción, es un color muy perturbador y puede generar llanto en el bebé.

Color azul. Ayuda al bebé a tranquilizarse. Este color inspira paz, ocasionando un estado de relajación al niño hasta dormirse.

Color verde. Genera armonía en el sistema nervioso, ayuda a relajarse y transmite al niño un estado emocional de seguridad.

Color blanco. Este color símbolo de la pureza es muy usado en las habitaciones. Actúa como un color neutro, inspirador de limpieza e inocencia que termina limpiando la mente.

Algunos de los colores que derivan de otros mantienen ambos efectos, así, por ejemplo, el naranja transmite energía y alegría, acorde a sus colores primarios.

 


Deja un comentario