La gonorrea, al igual que sucede con sífilis de la que ya hablamos, es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) muy común que puede afectar tanto a hombres como mujeres, siendo mayor su propagación entre jóvenes de entre 15 y 24 años de edad. Esta enfermedad puede ocasionar infecciones en distintas partes del cuerpo: garganta, genitales y ano. Es causada por una bacteria denominada Neisseria gonorrhoeae y, como ya dijimos, se contrae a través de la actividad sexual.

gonorrea

Las causas más comunes de adquisición de la enfermedad son:

– Tener múltiples compañeros sexuales

-Tener una pareja o compañero con antecedentes de otras enfermedades sexuales

– No utilizar condón

– Algunos confirman que la consumición de alcohol o drogas ilícitas en exceso también producen esta enfermedad, aunque no está comprobado que así sea.

Síntomas de la gonorrea

En el caso de los hombres, algunos de los síntomas que pueden sentirse cuando se está infectado de gonorrea son los siguientes:

– Sensación de ardor y quemazón al orinar

– Segregación desde el pene de una sustancia de color blanco o verde

– Dolor de testículos (menos común)

En el caso de las mujeres, la historia se complica ya que no se producen síntomas o son de carácter muy leve, pudiendo llegar, incluso, a confundirse con infecciones de orina u otras afectaciones menos graves que la gonorrea.

Es importante destacar el riesgo de no percibir los síntomas ya que, por ejemplo, una mujer embarazada puede transmitir la gonorrea a su bebé durante el embarazo.

Los síntomas de carácter leve que podrían aparecer y de los que hay que estar atentas son los siguientes:

– Sensación de ardor y dolor al orinar

– Sangrado vaginar entre periodo y periodo

– Aumento de la segregación del flujo vaginal

En el caso de que la gonorrea haya sido transmitida a través del recto, pueden no existir síntomas, ni en hombres ni en mujeres. Pero, aun así, es probable que aparezca dolor en la zona, picor o sangrado.

En cualquier caso, se debe acudir al médico si se detecta cualquiera de estos síntomas y se sabe a ciencia cierta que su pareja ha tenido o ha podido tener alguna enfermedad de transmisión sexual en el pasado.

El médico realizará un análisis de orina y si es necesario utilizará un hisopo para garganta o recto. La gonorrea tiene un fácil diagnóstico, por lo que no debemos preocuparnos en este sentido.

Gonorrea: Tratamiento

No se preocupen si han contraído recientemente la enfermedad: la gonorrea tiene tratamiento.

El tratamiento de la gonorrea consiste en la toma de medicamentos recetados por su médico y específicos para la bacteria de la gonorrea.

Durante el tratamiento y, posteriormente, durante 7 días, usted no podrá mantener relaciones sexuales con otras personas para evitar riesgos en ambos.

Es importante mencionar que una gonorrea no tratada puede generar consecuencias graves como puede ser, en el caso de las mujeres, una inflamación pélvica o, en caso de los hombres, problemas graves en los testículos.

En definitiva, como con cualquier enfermedad, si detectamos algunos de los síntomas mencionados debemos acudir al médico con celeridad y no dejar pasar el tiempo porque nuestra salud está en juego. La gonorrea tiene un tratamiento fácil y siguiéndolo con precaución conseguiremos la cura sin problemas.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here