El cuidado y el entusiasmo por hacer las cosas bien en el trabajo acaban dando sus frutos. Debido a tu capacidad acaban de encargarte un puesto de gerencia y es natural que sientas un poco de desconcierto. Tú sabes que cuentas con las destrezas necesarias para desarrollarte en tu nuevo puesto y superar incluso las expectativas. Pero lo que realmente te preocupa es como ser un gran feje aun siendo el más joven de tu equipo.

Aprender a manejar las cuerdas para administrar a los demás, especialmente a los mayores, podría resultar fácil. Los verdaderos profesionales que conforman el equipo bajo tu mando sabrán reconocer tu talento y respetarán tu ascenso. Ellos saben que tu edad no te impedirá realizar un buen trabajo y que el respeto es un buen aliado. Sin embargo, existe otro tipo de gente que no considera correcto ser dirigidos por un trabajador más joven.

Conoce a tu equipo

Este es un consejo valioso y necesario que deberías tenerlo en cuenta, independientemente de tu edad. Esfuérzate por conocer mejor a cada uno de tus subordinados, especialmente a quienes dudan que alguien más joven los maneje.

Cuando asumas tu nuevo cargo, aprovecha las reuniones antes de empezar el día en la oficina para conocer a tu equipo. Procura llegar a conocerlos en un nivel más personal, dándoles también la oportunidad de conocerte. La confianza es algo que se genera con un poco de trabajo.

Aprende qué los motiva y entusiasma

Ahora que conoces un poco mejor a tus subordinados, puedes averiguar cuáles son sus motivaciones para desempeñarse mejor. Conociendo sus metas profesionales, puedes prepararlos mejor para lograr el éxito, eliminando sus preocupaciones por tener un jefe más joven.

Demuestra tu interés por ayudar a que cada uno se desempeñe en los proyectos que más disfruta. Cuando un trabajador siente que el jefe lo acompaña en su camino al éxito, ese trabajador será más productivo.

Valora su experiencia

Siempre que estés frente a un trabajador que lleva años en la compañía, demuéstrale que valoras su experiencia y sabiduría. No cometas el error de querer actuar de forma condescendiente, esto sólo dañará tu imagen frente a esa persona. No dudes en pedir su opinión cuando veas una oportunidad de destacar su experiencia. Así le ayudarás a aceptarte como jefe y sentirán que son de gran importancia para tu equipo.

Respeta la tradición

Antes de tomar una gran decisión, tómate el tiempo para escuchar la opinión del trabajador más experimentado. Pídele su opinión sincera acerca del nuevo enfoque o proceso por implementar. Aparte de conseguir una opinión sabia, tendrás un gran aliado para cuando lleguen tiempos duros.

No asumas que los empleados mayores lo saben todo. . .

Un mayor historial de trabajo podría sugerir que un empleado experimentado es una bóveda de conocimiento que hay que aprovechar. Tal vez llegues a creer que no queda nada más por enseñarle, este error podría ser perjudicial para el desarrollo profesional de ambos. Cada día aprendemos algo nuevo, esa es una premisa que siempre debes tener en cuenta.

. . . pero tampoco asumas que no lo saben

Los cambios colocan nuevos conocimientos en la vida de las personas, así los trabajadores antiguos siempre tienen algo que aprender. Si estás tratando sobre un tema que no estás seguro que tu subordinado maneje, dale la opción de preguntar. Debes tener mucho cuidado para no parecer grosero ni arrogante.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here