Opciones y métodos de fecundación para parejas infértiles

Dependiendo de la naturaleza existen diferentes opciones de fecundación para el tratamiento de la fertilidad. Los métodos más comunes incluyen los tratamientos hormonales, inseminación intrauterina (IUI), fertilización in vitro (FIV) e inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI).

A continuación te explicaremos brevemente las diferentes opciones y métodos de fecundación para parejas infértiles que están actualmente disponibles.

El tratamiento hormonal

El tratamiento hormonal se orienta a la estimulación de los ovarios, para así desencadenar el proceso de la ovulación. Los tratamientos hormonales están disponibles en forma de comprimidos o jeringas, fáciles de administrar.

Después de un tratamiento exitoso, la mujer puede quedar embarazada naturalmente. Sin embargo, existen algunos riesgos que las pacientes deben saber. La sobreestimulación de los ovarios puede provocar dolor intenso, retención de líquidos en el abdomen, quistes o coagulación sanguínea.

También se pueden producir síntomas típicos de la menopausia, como la excesiva sensación de calor a cualquier momento. El tratamiento hormonal también incrementa las posibilidades de partos múltiples.

La inseminación intrauterina (IUI)

Este método ayuda cuando el problema de infertilidad proviene del hombre. En el laboratorio, las células de esperma se separan del fluido seminal, se procesan y finalmente pasan a través de un tubo delgado en la cavidad uterina. Así que los espermatozoides tienen una mayor posibilidad de penetrar el óvulo.

A menudo, el método se complementa con un tratamiento hormonal a la mujer. Juntos prometen una tasa de éxito de siete a 15 por ciento, por ciclo de tratamiento. Después de varias repeticiones, un 40 por ciento de las mujeres tratadas logra quedar embarazada.

La fertilización in vitro (IVF)

Popularmente son conocidos como bebés de tubo de ensayo. La fertilización in vitro es la fertilización realizada en un laboratorio en lugar del cuerpo. Se inicia con un tratamiento hormonal para la mujer. Una vez que se han producido suficientes óvulos, se retiran a través de la vagina y se llevan junto con el fluido de esperma procesado.

Después de unos pocos días en la incubadora, los huevos fertilizados se transfieren a un tubo delgado en la cavidad uterina. Aproximadamente uno de cada cuatro embriones logra incrustarse con éxito en la cavidad uterina. Con la transmisión de tres huevos, más de la mitad de las pacientes quedan embarazadas.

Mientras mayor edad tenga la madre, las posibilidades de éxito irán disminuyendo. Además, se incrementan las posibilidades de parto múltiple, nacimiento prematuro o aborto involuntario después de la inseminación artificial. Los futuros padres deben prepararse para las decisiones difíciles, como si deberían abortar el embrión más débil.

Inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI)

A veces el semen contiene tan pocos espermatozoides viables que ni una descarga directa en el útero hace posible la fertilización in vitro. En tales casos, una inyección intracitoplasmática de espermatozoides podría tener resultados positivos.

La micro-inyección o micro-inseminación es el paso siguiente en la inseminación artificial. El proceso consiste en inyectar un esperma previamente seleccionado directamente en el óvulo, para esto se usa un microscopio. Sólo uno de cada 20 embriones que son fertilizados logra incrustarse con éxito en la cavidad uterina.

Leyes y prohibiciones

En algunos países, los procedimientos de salud reproductiva están obligados a seguir reglas bastante estrictas para no cometer delito. Muchas leyes señalan que la fertilización debe servir para un solo propósito: lograr el embarazo de la dueña del óvulo. También se prohíbe el uso de las técnicas de inseminación con fines de investigación. Por otro lado, la donación y venta de óvulos podría ser sancionada con algunos años de cárcel.

Los embriones pueden ser congelados para su posterior tratamiento (criopreservación), pero sólo en la etapa pronuclear. Es decir, antes de que se fusione el material genético. Después de eso, el embrión se considera como una vida humana y por lo tanto digno de protección. La fertilización in vitro y la inyección de esperma se permite en algunos países únicamente a las parejas casadas. Las parejas de hecho pueden solicitar un permiso especial o pueden probar suerte en países donde las leyes son generalmente menos estrictas.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here