¿Para qué sirven los lactobacilos?

Escuchamos ese nombre y lo que menos pensamos es que sea algo realmente saludable, ¡Lactobacilos!, no sabemos si es medicinal o perjudicial, lo único que nos nace es preguntarnos ¿para qué sirven los lactobacilos?

lactobacilosLos lactobacilos son microorganismos que poseemos los seres humanos y algunos otros animales, cumplen la función de cuidarnos, es un tipo de defensa en algunos casos, pues es una bacteria benigna, la cual se encarga de inhibir el proceso de crecimiento de células dañinas en el cuerpo. Estos organismos están ocultos en zonas, como el tracto gastrointestinal y la vagina. Pero también tienen funciones fuera de nuestro organismo, y esto suele ser tan básico como lo imaginamos, como por ejemplo, cuando se descifró su composición química original y de allí se pudo crear el ácido láctico, el cual es usado para la descomposición de la materia, creación de yogures dietéticos y la levadura para el pan.

Sus usos múltiples están manifiestos de la mano del hombre, donde se ha implementado para poder realizar experimentos que han permitido regenerar la flora intestinal y ayudar en la prevención de la caries.

Principalmente es usado como medicamento, ya que, como indicamos hace un momento, se encuentran alojados en el sistema tracto gastrointestinal sin hacernos ningún daño, permitiendo así su uso como prevención a enfermedades de tipo diarreica y de orden intestinal.

Estos se adhieren al intestino, acelerando el tránsito de heces y evitando el estreñimiento, y evitando que bacterias dañinas se mantengan dentro del cuerpo.

También mencionamos que se encuentra en la vagina, siendo este el principal patrocinador que la mantiene limpia y con todo en su lugar, ya que, siendo está muy delicada en la zona cérvix, el lactobacilo u ácido láctico que la rodea, la mantiene alejada de hongos y bacterias que pudieran enfermarla. Cabe señalar que la vagina posee de forma general su propio ecosistema, que trabaja en unión con el sistema inmunológico y el sistema endocrino; siendo este el trío que se encarga de mantener los mecanismos habituales del sistema reproductor femenino en equilibrio total. Incluso este ácido láctico, es el que permite principalmente a los espermatozoides viajar a través de él hasta llegar al óvulo.

Todo este proceso inicia desde la llegada de la menstruación, este microorganismo empieza su labor de limpieza, contribuyendo con la vagina al tener un pH controlado y libre de organismos, que pueden dañar la flora vaginal. Es bueno saber que los lactobacilos en la vagina se alimentan de glucosa, ayudándolos a ser neutros, evitando olores y dejando alcalinizar el ácido propio de este microorganismo para no afectar procesos naturales como la reproducción humana.

Y es que sus funciones son tantas, que en realidad nos damos cuenta que sabíamos poco de este microorganismo tan funcional, sin embargo, existen circunstancias naturales que pueden alterar el proceso natural de los lactobacilos en la vagina, y son los siguientes:

  • La menstruación. Ellos descienden junto con la sangre que baja desde el útero, dejando desprotegidas por poco tiempo algunas zonas de la cérvix.
  • Durante las relaciones sexuales. El semen actúa como un alcalino, neutralizando al microorganismo, permitiéndose reducir la acidez vaginal y aprovechando las oportunidades de reproducción.
  • A pesar de ser células buenas, los lactobacilos no dejan de ser microorganismos, por lo tanto el uso de antibióticos los destruyen, dejándonos sin protección mientras los usemos.
  • En el periodo lactante, a pesar de ser un proceso que nos permite alimentar a nuestro bebé, la madre pierde inmunidad en este caso, pues la glucosa es absorbida y los microorganismos paran, dejando desprotegida la zona vaginal de agentes patógenos.
  • La menopausia. En estos casos el sistema reproductivo de la mujer se desactiva y con ella el proceso protector de los microorganismos, y eso se debe a que la vagina vuelve a su pH natural, no produce la lubricación necesaria perdiendo así protección.
  • Duchas y óvulos vaginales. Estos agentes aumentan la resequedad vaginal, dejándola desprotegida, pues destruye el moco cervical que la protege.

Gracias a ellos, nuestro cuerpo posee un gran sistema inmunológico y permite que gocemos de muy buena salud.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here