Pescado blanco cubierto con salsa picante

Este delicioso plato, elaborado con pescado blanco y aliñado con jugo de limón, es ideal para aquellos paladares enamorados de la comida mediterránea. En la salsa a base de vegetales, destaca el contraste del sabor de las aceitunas y las alcaparras, y el punto picante de los ajíes. Los filetes se cocinan en la misma salsa, de modo que adquieren todo el aroma y sabor de la misma.

Ingredientes:

  • 1 pescado blanco de 800 gr
  • 1 cebolla grande
  • 2 tomates grandes
  • 2 cucharadas de aceite
  • 3 ajíes picantes
  • Sal y pimienta (al gusto)
  • 1 limón
  • ½ vaso de agua
  • 2 cucharadas de perejil picado

Preparación:

La salsa

Para comenzar a realizar la salsa, se deben pelar las cebollas y partirlas por la mitad, cortar cada mitad en medias lunas finas.

Con la ayuda de un cuchillo afilado, se debe hacer un pequeño corte en la piel de los tomates y escaldarlos en una olla con agua hirviendo por 2 o 3 segundos, retirarlos y sumergirlos en agua fría. Pelar y retirar las semillas de los tomates, licuarlos hasta obtener una salsa fina y reservarla.

Calentar el aceite en una sartén grande y sofreír la cebolla a fuego medio, hasta que quede blanda y dorada, agregar la salsa de tomate que se reservó, con una cuchara de madera y sofreír a fuego medio entre 5 y 10 minutos.

Cortar las aceitunas en trocitos y añadirlas al tomate y la cebolla, agregar también las alcaparras enteras, revolver con una cuchara de madera para que se integren los sabores. Pelar y quitar las semillas de los ajíes picantes y picarlos finamente, añadirlos al sartén. Dejar cocinar la salsa durante unos minutos, revolviendo ocasionalmente, hasta que espese (unos 10 minutos). Sazonar con sal y pimienta al gusto, revolver ligeramente y reservar la salsa hasta que sea momento de usarla.

El pescado

Limpiar bien el pescado quitándole las escamas, cortando la cabeza y desechándolas junto con las tripas. Pasar un cuchillo largo y flexible por el borde de la espina para separar la carne y cortarla en filetes, procurando no dejar nada en la espina central. Sazonar con sal y pimienta todos los filetes y rociar cada uno de ellos con un poco de jugo de limón. Llevar de nuevo al fuego la salsa reservada y, cuando vuelva a hervir, añadir los filetes de pescado y ½ vaso de agua, para así evitar que la salsa quede muy seca. Dejar cocinar a fuego lento o medio de 10 a 15 minutos, según el grosor de los filetes de pescado, no se deben dejar demasiado tiempo porque acabarían desarmándose.

Terminación

Servir los filetes recién hechos con toda su salsa y espolvorearlos con un poco de perejil picado.

Información nutricional:

El pescado blanco es fundamental en nuestra dieta, ya que cuenta con importantes beneficios y propiedades, siendo así ideal dentro de una alimentación sana y equilibrada.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here