¿Por qué sangran las encías? Esta es una duda muy común que nos salta cuando vemos en el espejo que tenemos sangre en nuestras encías, ¿quieres saber a qué se debe esto? A continuación te explicaremos ocho posibles causas que originan esta situación.

A la mayoría de las personas les sangra las encías y muchas veces esto ocurre mientras se cepillan los dientes. La sangre, en cualquier parte del cuerpo, es un indicador de que algo no está funcionando correctamente; la sangre en las encías nos indica que las mismas no están completamente sanas.

Por lo general, el sangrado en las encías no es un signo de alguna enfermedad grave, pero se debe estar pendiente si el sangrado es abundante y regular, ya que podría tratarse de alguna enfermedad hemorrágica o plaquetaria, y éstas sí son enfermedades médicas que deben tratarse con urgencia, por su gravedad.

Hay otros síntomas, aparte del sangrado, que acompañan esta afección; el mal aliento es muy común si se presenta sangrado en las encías, así como también lo son otros síntomas frecuentes, por ejemplo: la inflamación de las encías y que las mismas presenten un color rojo en mediana o gran intensidad.

Causas por las que sangran las encías:

1. Gingivitis. Esta ocurre por una acumulación de la placa bacteriana en las encías, por lo general con hacerse limpiezas en el odontólogo, cepillarse correctamente y usar hilo dental, desaparece. No causa mayores problemas en las encías ni en los dientes, pero sí es importante tratarla para evitar que se agrave.

2. Periodontitis. Esta ocurre por la falta de tratamiento de la gingivitis, debido a esto la placa se convierte en sarro y provoca un sangrado de las encías más significativo.

3. En algunas mujeres los cambios hormonales que se producen durante el embarazo provocan sangrado en las encías y normalmente es algo pasajero, pero de igual forma se debe visitar el odontólogo, para que manden un tratamiento. Los cambios hormonales también se evidencian en la pubertad y la menopausia, por lo cual, también se pueden presentar sangrado en las encías en la adolescencia y en mujeres menopaúsicas.

4. Medicamentos. Existen algunos tipos de medicamentos que provocan una sequedad excesiva en la boca y esto provoca sangrado en las encías. Es importante que conozcas los efectos de todos los medicamentos que estés consumiendo, y así puedas estar preparado/a para contrarrestarlos.

5. Tabaco. El tabaco que se encuentra en los cigarros aumenta de manera importante el riesgo de padecer enfermedades bucales, además provoca manchas en los dientes y una fuerte inflamación en las encías, que desencadenará en el sangrado de las mismas.

sangrado de encías6. Mal uso del hilo dental y cepillarse muy duro los dientes. Estos son malos hábitos que pueden corregirse fácilmente, y así se elimina el sangrado de las encías.

7. Falta de vitaminas. La buena nutrición y el adecuado consumo de vitaminas hace que los tejidos blandos, en especial los de las encías, se endurezcan. La deficiencia de vitaminas hace que estos tejidos se encuentren más blandos de lo normal, causa por la cual las encías sangran con gran facilidad. Además, la vitamina K sirve como coagulante de la sangre. Si hay una deficiencia de la misma, es más probable que las encías sangren y en mayor cantidad.

8. Diabetes. Las personas que padecen esta enfermedad son más propensas a contraer infecciones, y entre ellas se encuentran las infecciones bucales, que provocan inflamación y sangrado de las encías, y si no son tratadas pueden ocasionar algunos daños en los dientes y las encías.

Ya que conoces las causas más frecuentes por las que sangran las encías, puedes hacer algo para evitar el sangrado de las mismas; es importante cepillarse con suavidad después de cada comida, y usar hilo dental por lo menos 2 veces al día, esto ayudará a reducir la cantidad de placa o sarro que pueda acumularse en los dientes y las encías.

Además, se debe visitar con cierta frecuencia al odontólogo, para que realice las limpiezas bucales, les indique la mejor forma de mantener su higiene bucal y se puedan detectar enfermedades bucales a tiempo, con el fin de evitar que estas se compliquen y traigan consigo otras enfermedades que puedan ocasionar cualquier tipo de daño en las encías o los dientes.

Es importante prestar atención a lo que tu cuerpo quiere decirte, ya que cualquier cambio en él, por pequeño que sea, es un indicador de que algo no está funcionando de la mejor manera, y puedas acudir al médico para corregirlo y evitar cualquier tipo de complicaciones.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here