¿Cómo quitar el reflujo gástrico rápido? Algunos consejos

El reflujo gástrico es un malestar que se presenta inicialmente en la boca del esófago y a lo largo del tracto digestivo, lo que genera episodios de acidez, ardor y dolor en el área. Es común en las personas que sufren de gastritis, embarazadas y en quienes consumen alimentos ácidos, grasos y dulces con bastante frecuencia.

Lamentablemente, hay quienes padecen de reflujo gástrico crónico, por lo que podrían ser víctimas de úlceras en el esófago e inflamaciones en el área. Si tienes o has tenido algunos de esos síntomas, hoy te diremos cómo prevenir esta condición y cómo tratarla de ya estar en tu vida. ¡Toma nota!

Tips para evitar el reflujo gástrico

La clave para prevenir los episodios de acidez es vigilar qué tan bien estamos cuidando nuestros hábitos alimenticios. Todo lo que ingerimos puede afectarnos, no sólo por sus componentes, sino el momento del día en el que lo comemos e incluso la edad que tenemos.

Lo principal es evitar la comida ácida, como las frituras y la salsa de tomate comercial, e incluir más alimentos con enzimas suficientes para mejorar el proceso de digestión y aliviar los síntomas de ardor.

A continuación te presentamos una serie de cambios que puedes hacer en tu dieta diaria para ayudar a combatir el reflujo gástrico:

  • Consumir sal marina en vez de sal de mesa.
  • Incluir más alimentos crudos, como frutas y vegetales, para estimular la flora intestinal.
  • Eliminar el consumo de azúcar, alimentos refinados y procesados, para evitar que el estómago y los intestinos trabajen de más, retrasando así el proceso de digestión.
  • Incluir el consumo de vitamina D para evitar inflamaciones en el esófago. Además, tomar sol es beneficioso para esto, pero no en exceso.
  • Consumir alimentos con probióticos para hacer más ameno el proceso de la flora digestiva. Esta sustancia está presente en algunos yogures y alimentos fermentados.
  • Beber suficiente agua es imprescindible para que ningún órgano falle, especialmente en el proceso digestivo y renal.

¿Cómo quitar el reflujo gástrico rápido?

Si ya padeces de reflujo gástrico, existen algunos remedios caseros que pueden favorecer la desaparición del mismo. Aquí te presentamos algunas ideas de cómo quitar el reflujo gástrico rápido:

Aloe vera. El jugo de sábila ayuda a minimizar los malestares ocasionados por el reflujo gástrico, ya que sus propiedades son eficaces para la desinflamación del tracto digestivo. Además, esta sustancia es excelente para la regulación de las evacuaciones, por lo que si hay problemas para ir al baño, con esta bebida podrá solucionar ese inconveniente. La manera apropiada de consumirlo es diluyendo un poco de jugo de aloe vera en el doble de su contenido de agua.

Hierba de regaliz. La planta de regaliz es excelente para proteger el tracto digestivo, puesto que una infusión de esta hierba, o de su tintura madre, ayudará a crear una capa protectora en el tracto, aliviando así los síntomas del reflujo gástrico.

Vinagre de manzana. Este líquido es aconsejable para tratar varios síntomas del cuerpo ante ardores, así como para fines cosméticos, pero cuando se trata de cómo quitar el reflujo gástrico, debe tomarse de la siguiente manera: mezclar una cucharada de vinagre de manzana en un vaso de agua. Beber esta solución antes de cada comida ayudará a reducir los cuadros de acidez y a mejorar considerablemente el proceso de digestión.

Bicarbonato de sodio. Entre sus múltiples usos, desde blanqueador dental hasta leudante para hornear, el bicarbonato de sodio también sirve como sustancia efervescente para aliviar la acidez. Debe mezclarse una cucharada de bicarbonato de sodio en un vaso de agua y beberse mientras dure la efervescencia. De este modo se aliviará el ardor en el esófago y estómago.

Leche de almendras. La leche de almendras posee propiedades que otorgan alivio ante la acidez. Es recomendable antes de la leche de vaca para estos efectos.

Por último, llevar una vida sana y libre de excesos es la clave para no repetir cuadros de reflujo gástrico. Una dieta alta en fibra es recomendable para regular las idas al baño, lo que facilitará el proceso digestivo desde que los alimentos son ingeridos hasta que son procesados y finalmente expulsados.

Quienes sufren de reflujo gástrico crónico, deben acudir a una consulta con un gastroenterólogo para recibir tratamiento, así como una dieta personalizada y realizar un despistaje de úlceras o erosiones esofágicas e incluso cáncer de esófago, ya que los síntomas podrían confundirse si no se diagnostica a tiempo.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here