Hay nuevas evidencias que muestran que una manera específica de meditación puede volvernos más felices y menos ansiosos al alterar la estructura de nuestros cerebros.

¿Alguna vez has estado conduciendo durante un largo rato y has llegado a tu destino sin haberte dado cuenta de lo que hacías, ya que estabas perdido en tus propias reflexiones? o bien, ¿te has despertado a las 3 AM, con pensamientos inútiles, todos ellos compitiendo por tu atención hasta el punto en que decides levantarte y hacer algo aburrido para deshacerte de ellos? Si es así, no estás solo. Estudios sugieren que muchos de nosotros pasamos hasta la mitad de nuestras vidas de vigilia envueltos en nuestro propio mundo interno. Pensamos demasiado, y como todo lo que se hace en exceso, esto tiende a tener consecuencias: una espiral negativa de indecisiones, odio hacia nosotros, depresión e insomnio.

Sin embargo, un número cada vez mayor de personas está intentando vencer estos problemas por medio de la meditación de la atención consciente o plena, también llamada mindfulness.

“A partir de la década de los 70, la meditación de la atención consciente, heredada del budismo, ha ido ganando popularidad en Occidente”

Hay tantas definiciones de atención consciente (atención plena) como número de practicantes, pero en esencia se trata de prestar atención al momento presente sin emitir juicios.

Se había dicho mucho acerca de las ventajas de esta técnica, pero hasta hace poco había habido relativamente pocas pruebas convincentes.

Sin embargo, actualmente ha conseguido credibilidad científica gracias a estudios más rigurosos y a la nueva tecnología que permite ver, como nunca antes, Io que pasa dentro del cerebro.

¿Qué dice la ciencia sobre este tema?

Resulta que hubo un estudio publicado en la revista Psychiatry Research: Neuroimaging, que proporciona una de las evidencias más convincentes de que la meditación de atención consciente sí funciona.

Un equipo de investigadores en el Hospital General de Massachusetts (MGH) ofreció un programa de entrenamiento breve a 16 principiantes de meditación de atención consciente. Estos voluntarios pasaban en promedio alrededor de media hora al día haciendo ejercicios de esta técnica.

funciona-meditacion-consciente-plena-mindfulnessTodos reportaron mejoras en sus estados de ánimo y niveles de estrés, pero más impresionante fue lo que sucedió dentro de sus cabezas. Cuando los investigadores analizaron los escáneres cerebrales de las imágenes de resonancia magnética de antes y después, se sorprendieron al ver un aumento en la densidad de materia gris en el hipocampo de los voluntarios, la zona del cerebro que tiene que ver con el aprendizaje y la memoria. Los científicos también notaron que había disminuido la densidad en la materia gris en la amígdala, una parte del cerebro que tiene que ver con sentimientos de ansiedad y estrés.

Lo más impresionante fue que todos estos cambios se habían registrado después de tan solamente ocho semanas. Estudios anteriores habían comparado a practicantes de mucho tiempo de la meditación de atención consciente con personas que no meditaban y habían encontrado diferencias. Sin embargo, estas diferencias podrían haber sido resultado de algo diferente a la meditación. Por ejemplo los que meditan tienden a ser vegetarianos y a seguir un estilo de vida mucho más sano.

Este estudio fue el primero en incluir a personas que nunca antes habían practicado la meditación y compararlas con un grupo de control (uno que no participó en algún tipo de meditación). Así que era bastante probable que los cambios se debieran a la práctica de esta meditación.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here