Significado católico de la Mano de Fátima

Generalmente muchas personas relacionan la Mano de Fátima con el catolicismo; no obstante, este amuleto fue creación judaica hace milenios, y forma parte de sus representaciones religiosas. Al transcurrir el tiempo diversas culturas y religiones adoptaron este amuleto, dándole cada una independientemente su propio significado, y una de ellos fue el catolicismo.

En determinadas cuentas, muchas personas han usado la Mano de Fátima como un amuleto de protección espiritual. En la actualidad, es considerada por la iglesia una manera de constituir el monoteísmo de las religiones tales como el islamismo, el judaísmo y el cristianismo. Para aclarar el concepto de monoteísmo, es aquella creencia específicamente hacia Dios, por lo que otra deidad es simplemente una imagen pagana.

La Mano de Fátima consiste en una mano con una extraña anatomía, puesto que tiene tres dedos principales y un pulgar en cada extremo. Este amuleto se conoce en diversas culturas como la Mano de Dios; por lo que diferentes artistas se imaginaron que así figuraba la mano de la deidad.

Por mucho tiempo se conservó el símbolo exacto, posteriormente le agregaron un ojo en el medio, lo cual se conoce como el ojo de Dios, eso se ve frecuentemente en los amuletos con trasfondo misterioso o religioso. Para dar un ejemplo claro tenemos los masones y su simbología del “ojo que todo lo ve”.

Significado católico de la Mano de Fátima

En cuanto al significado que le da el catolicismo a la Mano de Fátima, se refiere no tanto a un emblema que simbolice la protección espiritual, sino más bien de ejemplificar de manera visual la devoción a un único Dios.

En diferentes culturas, los amuletos de la Mano de Fátima se obsequian como un porta – fortuna, pero también tomando en cuenta que quién lo lleva, debe tener la fe puesta en Dios, por lo que la percibe expresándose mediante los cinco sentidos. Por lo general, las decoraciones se van simbolizando sobre el colgante y tienen en el diseño un ojo central, unos lo definen como el ojo de Dios que está vigilando la fe y para otros es un poderoso amuleto que contrarresta el mal de ojo.

Por otra parte, la Mano de Fátima proporciona paz, prosperidad y joyas, esta se puede llevar con la punta de los dedos hacia arriba o inversamente, sin embargo, cuando se lleva como la primera opción, es considerado un poderoso amuleto que te da protección en contra las malas energías, del mal de ojo o los celos.

Este amuleto está elaborado en plata y se realiza de dos formas, las cuales la vamos a especificar de la siguiente manera: la más común es la que simboliza la mano de los tres dedos, con dos pulgares de manera simétrica a lo alto; mientras que la otra está representada con los cinco dedos abiertos.

En definitiva, la Mano de Fátima o Khamsan, que significa en árabe el número 5, consiste en un muro de carácter invisible, que es observado y observa, es la simbología de la Providencia para los islamitas, y se ubica en el camino de la Ley del Profeta Mahoma.

En particular tiene los cinco dogmas correspondientes a los cinco dedos, y estos conforman las 14 falanges, que totalizan 28 para dos manos que simbolizan las 28 letras alfabéticas. Acorde con las 14 de la mano derecha se denomina luminosa e indica el Sur, mientras que las 14 de la mano izquierda se define oscura, va indicando el Norte.

Así como el sentido de los dedos que están vinculados a la mano en particular, esta funciona de base a los cincos mandatos esenciales; los cuales están relacionados con el Khamsa, que toman sus fuerzas de la mano de Dios, como la dueña del poder.

La Mano de Fátima significa para los musulmanes una poderosa protección para el mal de ojo, ellos afirman que la naturaleza tiene una ley oscura y que se debe equilibrar ciertos fenómenos que existen en la misma naturaleza tales como salud, belleza, fortuna, entre otros.

En fin, tiene el funcionamiento de corrección de las energías negativa a la positiva; se puede ejemplar de tal manera que cuando una persona de malos sentimientos, específicamente con un gesto, una palabra o una acción celosa, puede generar acción negativa sobre el estado de bienestar psicofísico, entonces es aquí donde intercede la Mano de Fátima frenando de manera literal las influencias negativas, esto es según las creencias populares.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here