Te explicamos cómo saber si tienes la tiroides inflamada

En la mayoría de los casos, cuando no nos sentimos bien, recurrimos a cualquier excusa para justificar nuestro estado. Aunque algunas veces no es grave, con más frecuencia que la esperada, cualquier dolencia inocente puede indicar problemas médicos graves. Por eso es tan importante prestar atención a las señales de tu cuerpo. Especialmente en las señales que provienen de nuestra glándula tiroides. Pero, ¿cómo saber si tienes la tiroides inflamada?, a continuación te decimos.

La tiroides es una glándula muy pequeña ubicada en la garganta. Esta glándula es responsable de la producción de una hormona especial que regula el metabolismo, la temperatura y el pulso. Si tenemos problemas con la tiroides, por lo general esta condición conlleva a uno de dos problemas: o se produce demasiada cantidad de esta hormona, o, por el contrario, experimentamos su falta.

¿Cómo saber si tienes la tiroides inflamada?

Para detectar problemas de tiroides en una etapa temprana de la enfermedad, puedes realizar una prueba para detectar estos síntomas.

Síntoma 1: Tristeza o depresión

En investigaciones se descubrió que la glándula tiroides afecta de forma directa el estado de ánimo. En hipotiroidismo, el nivel de serotonina en el cerebro cae bruscamente, por lo tanto, te sientes deprimido y apático. Por otro lado, si la glándula está demasiado activa, causa inquietud, ansiedad e irritabilidad.

Síntoma 2: Estreñimiento

Si padeces estreñimiento, la causa también puede ser un mal funcionamiento de la glándula tiroides. El hecho es que cualquier alteración en la liberación de su hormona conduce a una desaceleración en la digestión. Este es uno de los tres síntomas más comunes del hipotiroidismo.

Síntoma 3: Duerme demasiado

Todos tenemos períodos en los que nos resulta increíblemente difícil levantarnos de la cama por la mañana. Pero si eres simplemente intolerante, entonces, este es un signo importante de anormalidades en la glándula tiroides. El hecho es que cuando no estás lo suficientemente activo, tu metabolismo se ralentiza, sintiéndote así somnoliento todo el día.

Síntoma 4: Pérdida de cabello y piel seca

¿Suele resecarse tu piel y no sólo en el invierno? Si es así, podría ser un síntoma de hipotiroidismo. Esto se debe a la desaceleración del metabolismo, que a su vez reduce la sudoración. Tu cabello y uñas pueden volverse secos y quebradizos. El cabello puede incluso comenzar a caerse. ¿La razón? La misma deficiencia de la hormona tiroidea, que conduce a la falla del ciclo de crecimiento del cabello.

Síntoma 5: Aumento repentino de peso

Aunque este problema puede tener muchas causas, el súbito aumento de peso sin motivo puede ser causado precisamente por este nuestro pequeño órgano en la garganta. ¿No cambiaste los hábitos alimenticios, no redujiste la actividad física, pero engordaste? Es hora de hacer una cita con un médico.

Síntoma 6: Falta de deseo sexual

Si la glándula tiroides secreta su hormona en cantidades demasiado pequeñas, el cuerpo inmediatamente activa el régimen de disminución de la líbido.

Síntoma 7: Dolor en los músculos

Si algo cae en la punta de nuestro pie, es obvio que este nos dolerá. Si realizas un nuevo tipo de ejercicio o pruebas un nuevo deporte, tus músculos probablemente se resentirán el primer par de días después de las clases. Pero si experimentas periódicamente entumecimiento en las extremidades o un dolor agudo en los músculos y las articulaciones de las manos y los pies, entonces la glándula tiroides puede ser la culpable.

Síntoma 8: Escuchas con frecuencia el sonido de tu corazón

Cuando te enamoras o te excitas por otra razón, es normal tener la sensación de una fuerte palpitación. Pero si experimentas periódicamente algo como esto, aunque no se sabe exactamente la razón, pudiera ser la tiroides la causante. Lo más probable es que este sea un signo de que su glándula tiroides está trabajando demasiado activamente.

Síntoma 9: Pensamientos confusos

Tu pensamiento puede ser bastante “confuso”: esto es normal, especialmente si tienes más de 40. Pero si notas que la “niebla” aparece con demasiada frecuencia, esta ya es una ocasión para hacer sonar una alarma. La actividad excesiva de la glándula tiroides hace difícil que una persona concentrarse y recordar información. Por lo tanto, el olvido es otro síntoma importante que no se puede ignorar.

Síntoma 10: Presión arterial alta

Si tienes presión arterial alta, pero tienes tu corazón y otros órganos en orden, entonces debes controlar tu glándula tiroides. Un nivel demasiado bajo de actividad de esta glándula hace que el nivel de colesterol malo aumente bruscamente. Esto, lamentablemente, conduce rápidamente a la insuficiencia cardíaca.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here