Te preguntas, ¿qué puedo comer si tengo colitis?, aquí te decimos.

La colitis se conoce como un proceso inflamatorio del intestino, siendo una enfermedad generalmente que va acompañada de malestar estomacal. Este síntoma puede llegar a ser de gravedad. Es por eso que la alimentación juega un papel importante, dependiendo de ella si nos podemos recuperar o no, debemos cuidarnos y aprender a comer en caso de padecer colitis, entonces, si te preguntas, ¿qué puedo comer si tengo colitis?, aquí te contestamos.

En nuestros días vivimos en constante preocupación, sometidos a estrés diario, con nuestra agenda copada de asuntos y comiendo fuera de casa, pudiendo desencadenar una colitis. En ese escenario, tendríamos la tarea de buscar alternativas alimenticias, porque pudiéramos estar frente a una colitis nerviosa. A rasgos generales, se recomienda evitar a toda costa consumir carnes rojas, pescados crudos, embutidos, especias y grasas.

Reconoce que tipo de colitis padeces

Lo primero que se debe hacer es reconocer qué tipo de colitis se padece, para buscar algún tratamiento que al menos alivie los síntomas. Existen muchos tipos, entre las que destacan la colitis ulcerosa, siendo esta una de las más graves, la cual afecta directamente el colon y a la zona del recto.

La colitis más común que podemos sufrir es aquella vírica, pudiéndola contraer en cualquier lugar y causando los mismos efectos. Lo bueno de este tipo de colitis es que tiene un tiempo determinado, sólo dura algunos días, sin temer a mayores complicaciones.

Otro tipo de colitis con más complicaciones, tanto de tratamiento como para ser diagnosticada, es la colitis isquémica. Esta trata de obstruir la arteria del colon, ocasionando que no se reciba el oxígeno necesario, complicando por completo el funcionamiento del sistema digestivo.

¿Qué no debo comer si tengo colitis?

La colitis, al afectar al estómago, es una enfermedad de cuidado, y un poco exigente en la escogencia de los alimentos que podemos consumir, es por esto que debemos evitar ingerir los siguientes alimentos:

● No podrás consumir frituras, de ningún tipo, y alimentos con alto nivel de grasa, de lo contrario pueden empeorar los síntomas debido a que dificultan la digestión.

● No consumir café y bebidas de este tipo, estos alimentos aumentan la inflamación del intestino, provocando colitis.

● Disminuir el consumo de productos lácteos, principalmente de leche, para evitar agravar la colitis, es dañino no sólo por sus aportes de grasas sino por la lactosa que contienen.

● Trata en lo posible de evitar consumir carnes embutidas, no sólo por la colitis, sino también para tratar de llevar una vida más sana. Los embutidos están cargados de sodio y añadidos artificiales que aumentan la irritación del intestino, además de las toxinas en el colon.

● La margarina y la mantequilla son alimentos que definitivamente no deben estar en tus planes de alimentación. Las personas que padecen colitis no pueden consumir derivados lácteos, como ya te mencionábamos anteriormente.

● Harinas refinadas, esta variedad de alimentos ha sido sometida a procesos industriales en los cuales se pierden muchos nutrientes. La digestión es difícil y en ocasiones puede terminar ocasionando problemas alérgicos.

● Las bebidas carbonatadas y alcohólicas, por su contenido de azúcar y otros componentes, provocan la inflamación del colon produciendo gases.

● Las legumbres como garbanzos, lentejas o alubias, pueden generar flatulencias e inflaman más la mucosa del colon. Estos alimentos podrían agravar el estado de la colitis con sólo consumir un poco, le causa demasiado daño al estómago.

¿Qué puedo comer si tengo colitis?

Para hacerle frente a la colitis debes pensar en los alimentos que más favorecen a tu estómago. De antemano ya sabemos que algunos excesos como la sal, bebidas carbonatadas o comidas muy condimentadas, nos hace un daño tremendo para la colitis, sin embargo, de no padecer colitis, puedes desarrollarla si mantienes este tipo de alimentación. Entonces, ¿qué alimentos puedo comer si tengo colitis?, toma nota:

Las carnes magras, aquellas que tienen poca grasa, como el pollo, el pavo o el pescado, son una opción para incluir la proteína a la dieta. Puedes cocinarla a la plancha, al horno o al vapor. Lo más que puedas, trata de evitar consumir carnes rojas.

● Es favorable comer vegetales, siempre y cuando no sean de propiedades flatulentas. Las verduras como la zanahoria, el calabacín o la papa pueden incorporarse en la dieta. Por el contrario, trata de evitar algunas hortalizas de hojas como el repollo, también es flatulento el coliflor y la familia de los coles.

● Consumir granos y semillas mejora notablemente el proceso de digestión, pero siempre teniendo precaución porque una dieta que sólo contenga fibras puede aumentar los gases en las personas que padecen colitis.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here