Tips para facilitar el aprendizaje en niños

El proceso de aprendizaje inicia desde el primer día de vida de un individuo. Se trata de un proceso a través del cual una persona es capaz de obtener capacidades y facultades necesarias para desenvolverse en su vida diaria. Este proceso se basa en la adquisición de conocimientos, aptitudes, conductas, destrezas y habilidades, a través de la observación y el razonamiento.

El aprendizaje está íntimamente relacionado con los procesos mentales internos del individuo, y con el medio externo, simultáneamente. Sin la interacción del medio externo el aprendizaje se ve intensamente comprometido.

Este proceso se lleva a cabo bajo cuatro premisas principales: la recepción de datos, a través del cual el individuo recibe y reconoce la información; la comprensión de la información, proceso que se basa en razonar e interpretar los datos recibidos; la retención, a través de la memoria; y la transferencia de conocimientos a otros individuos.

Este proceso se caracteriza por permitir el desarrollo de nuevas conductas, comportamientos e incluso movimientos, indispensables para que el individuo se desenvuelva óptimamente con respecto a su entorno. Es por ello que se afirma que el ser humano inicia su proceso de aprendizaje desde antes de llegar al mundo.

Se ha demostrado que el feto es capaz de escuchar y percibir ciertos colores a partir de las 24 semanas de gestación aproximadamente. Una vez nacido, el bebé empieza su reconocimiento del mundo a través del desarrollo y perfeccionamiento de sus sentidos.

Poco a poco, se hace consciente de su propio cuerpo, de los movimientos que puede producir, de los sonidos que puede emitir y de las reacciones que logra en otros individuos. Si bien no es instantáneo, el aprendizaje es un proceso constante, pero que requiere de perseverancia, motivación y dedicación. Es por ello que los padres deben estimular el aprendizaje de sus hijos desde pequeños.

En base a esto, te ofrecemos a continuación algunos tips para facilitar el aprendizaje de tus niños:

Nunca se es muy pequeño para aprender: El aprendizaje debe iniciar desde pequeños. De hecho, hay ciertas conductas que el niño aprende por sí solo, sin necesidad de ayuda o instrucción; como la succión al amamantar, la sensación de seguridad y el uso de las manos para explorar el mundo a través del tacto. Sin embargo, para aquellas funciones para las cuales el bebé necesita guía, es importante que como padres se la ofrezcan en todo momento. Algo tan básico como hablarle desde que se encuentra en el vientre de la madre ayuda en gran medida a que el niño poco a poco aprenda a distinguir e identificar las voces de sus padres. Asimismo, la realización de masajes y ejercicios suaves en sus extremidades, son técnicas muy útiles para que el bebé conozca poco a poco su cuerpo, entorno y sensaciones.

aprendizaje en niñosCada niño es único: Si bien el aprendizaje suele seguir un patrón en casi todas las personas, cada individuo es único, y asimismo sus habilidades y capacidades cognitivas. Motiva a tu niño todo el tiempo, sin establecer comparaciones ni denotar decepciones. Desde bebé, anima a tu hijo a vivir cada experiencia, pero permite que la experimente a su propio ritmo, sin forzarlo ni presionarlo a nada. Esto resulta de mucha importancia, ya que el niño es capaz de identificar sus propias habilidades a medida que las descubre.

Enseña jugando: Esta técnica se adapta a prácticamente cualquier edad, ya que permite desarrollar un ambiente didáctico donde el niño pueda obtener conocimientos y habilidades, mientras se divierte jugando. Desde pequeño, puedes integrar esta estrategia a su vida diaria. A través del uso de juguetes con formas, texturas, y colores mientras se dice o canta su nombre, o de dibujos.

La música es tu mejor aliado: A través de la música también puedes desarrollar un vínculo increíble con tus hijos. Además, se ha demostrado científicamente que la música ayuda en gran medida al desarrollo cognitivo de los seres humanos. Colócale música todos los días y enséñale canciones para que canten juntos. Asimismo puedes bailar con tu hijo e integrar coreografías fáciles que pueda desarrollar toda la familia, para estimular su cognición, memoria y vínculo emocional con los demás miembros de la familia de manera entretenida.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here