Cómo tener una buena relación con la suegra

Cuando una mujer joven se casa, tiene muchas fantasías bonitas de cómo será su nueva vida junto a su amado esposo, y se siente con fuerzas para hacer progresar su matrimonio. La idea de convivir con la familia de su marido no parece alarmante. Pero en ocasiones, la realidad obliga, especialmente la económica, a tener que vivir en casa de los suegros por un tiempo, sólo dos o tres años, por ejemplo, y luego a nuestro propio apartamento, es lo que se desea. Pero, por si el tiempo se prolonga, sería mejor aprender cómo construir una buena relación con la suegra.

Después de la boda todavía quedan algunos días más para seguir disfrutando la alegría del matrimonio y la pareja feliz. Pero, de repente, nos encontramos un día con que la situación de la convivencia es un choque clásico de dos. ¿Cómo sobrevivir a este período difícil? ¿Cómo salir sin daños psicológicos, manteniendo la paz de la mente y una relación maravillosa con la nueva familia? Y, si cabe la posibilidad, mantener una relación excelente y cálida con la suegra.

Cómo tener una buena relación la suegra

A la nuera le será útil conocer las reglas, tradiciones y el estilo de vida de la familia del cónyuge. Después de todo, tendrá que pasar un largo periodo como un miembro más de la familia en casa donde vive. Es momento de hacer una lista con las actividades favoritas de los miembros de la familia, y ponerse a trabajar. En este sentido, todos los temas que tengan que ver con la suegra son bienvenidos, pero evita las opiniones personales.

Después de hablar con su esposo sobre la estructura interna de la familia, la joven esposa debe iniciar la conversación sobre los derechos y responsabilidades de la familia extendida. El pretexto para esta conversación es muy simple, eres el nuevo miembro de la familia.

Siempre demuestra respeto y admiración

Por supuesto, es lo que tiene que ser, es casa de la suegra y tiene más derechos que la nuera. Además, se trata de una mujer más experimentada y más sabia, que dedicó muchos años a criar al joven esposo. Sin embargo, a menudo sucede que la suegra tiene sus propios temas importantes y estos se contraponen a los de la nuera.

Por lo tanto, con el fin de evitar la acumulación de quejas, malentendidos y susurros detrás, los cónyuges tan pronto como sea posible deben aclarar en una conversación con los padres sobre sus derechos y responsabilidades. Si es necesario, plantear una discusión sobre este tema.

En el caso en que la madre del marido está haciendo algo extraño, debe suponerse que es probablemente por este motivo. Por lo tanto, antes de condenar a la madre, y el horror de pensar: “Dios, ¿dónde estoy”, es mejor conversar. La nuera no debe tener el temor de preguntar directamente a la madre sobre lo que está sucediendo. Por alguna razón imposible puede suceder que, la madre no tiene el mínimo interés de explicar sus acciones. Siempre se debe suponer que ella quiere hacer lo mejor para toda la familia. Llegar a esta conclusión ayuda a entenderlo mejor y permanecer más tranquila en sus acciones. Contribuyendo así a la preservación de las relaciones suaves y cálidas, incluso en los momentos críticos.

Demuestra gratitud por tu suegra

Y, por supuesto, es importante para la nuera recordar que la suegra es una mujer que crió a un hombre maravilloso (su marido). Sólo por este motivo, ya debe ser vista como una persona digna de tu gratitud. Como ejercicio es necesario expresar gratitud por las cosas simples y mundanas en la rutina de la vida cotidiana.

Una persona agradecida atrae una respuesta cálida de los demás. Una persona que agradece, es casi imposible de criticar. Por lo general debe ser indulgente, hacerse de la vista gorda a sus faltas y centrarse en sus fortalezas. El cónyuge apreciará altamente el respeto por su madre que resultará, muy probablemente, en la actitud más reverente a su esposa joven. La relación tan amistosa y caliente con la suegra es una promesa de paz y bienestar de una familia joven.

Además, el respeto por la mujer mayor en la familia es un buen ejemplo para sus propios hijos. Ser comprensiva, simpática y agradecida es algo que te ayudará a salir bien librada en la vida cotidiana. Poder demostrar estas cualidades es el camino a una vida cómoda en la casa de la madre del marido.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here