Pesas: Uno de los instrumentos más prácticos para perder peso

Muchos son los métodos para perder peso: correr, practicar algún deporte, ir al gimnasio o visitar el sauna. Aun así, existe una forma más accesible para que pierdas esos kilos de más: se trata de las pesas.

El entrenamiento con este instrumento no sólo ayuda a adelgazar, también puede tonificar y aumentar nuestra masa muscular. En este sentido, si nuestra meta es la de adelgazar, debemos adecuar nuestra rutina de ejercicios para que en primer lugar nos ayude a reafirmar nuestros músculos, al mismo tiempo que quemamos calorías.

De modo que lo primordial es utilizar un nivel bajo de sobrecarga, esto significa que se debe levantar poco peso pero con series largas con múltiples repeticiones. También debe entrenarse realizando movimientos de velocidad media, que es el secreto para quemar la grasa sobrante.

Para que nuestro esfuerzo dé resultado, es provechoso organizar nuestros esfuerzos, primero para no improvisar los ejercicios que se llevarán a cabo.

Podemos realizar circuitos, para así poder integrar un ejercicio diferente con pesas en cada estación. Estas rotaciones de ejercicios deben realizarse en menos de 1 minuto para que el cuerpo se mantenga activo y en movimiento, porque de lo contrario no podremos obtener la resistencia necesaria y descenderá la frecuencia cardíaca, lo que conllevará a que no se quemen las calorías de forma adecuada.

Estos ejercicios con pesas son utilizados para movilizar grandes masas musculares, debido a que cuando movemos una mayor superficie corporal se produce un mayor gasto calórico, así podemos utilizar combinaciones que tonifiquen simultáneamente piernas y brazos. También podemos complementar estas rutinas con ejercicios básicos.

Al tonificar los músculos, llegamos a proporcionar masa muscular a nuestro cuerpo y quemamos calorías para llegar al peso que deseamos.

Para que estos ejercicios tengan resultados más positivos, una vez terminadas las sesiones con pesas podremos pasar a los ejercicios aeróbicos, estos provocan un gasto de energía más elevado debido a que cuando las reservas de glucógenos han sido utilizadas, el combustible para nuestros movimientos serán las grasas.

Para presentar una mayor efectividad cuando se trata de perder peso, podemos combinar estos dos ejercicios. Al separar un proceso del otro, sus resultados serán distorsionados.

Entonces no esperes más, realiza esta actividad en dónde te sientas más cómodo: tú casa, el trabajo o un parque. Las pesas brindan una manera más práctica para cumplir con nuestros objetivos personales cuando a estar en forma se refiere.


Deja un comentario