La ansiedad, ¿enfermedad o trastorno?

Frecuentemente escuchamos sobre problemas de ansiedad que no sabemos cómo enfrentar, este trastorno, aunque ahora es muy común, sigue siendo poco conocido. Se trata de una enfermedad asociada al miedo a algo desconocido, algo que no ha sucedido o a un posible cambio al que le tememos.

Algunos especialistas no consideran que la ansiedad sea una enfermedad, pero ese es otro asunto. Acá lo importante es que la ansiedad nos causa problemas emocionales en nuestra vida diaria, alterando nuestro equilibrio mental que de no tratarse puede traer difíciles consecuencias, pudiendo llegar a depender de fármacos de por vida para controlarla.

La ansiedad somatizada, un trastorno emocional

Si eres de los que casi siempre están bajo situaciones estresantes, puedes estar experimentando una ansiedad somatizada. Este trastorno se refleja en síntomas físicos que parecen no curar con ningún tratamiento médico. ¿Porqué no funcionan los fármacos en este caso? Porque no se está atacando al origen de tus problemas, tu médico seguro ni se imagina que se trata de un trastorno de ansiedad somatizada.

¿Cómo descubrir la ansiedad somatizada?

Una enfermedad común que se expresa con la ansiedad son problemas gastrointestinales y consecuencias que se derivan de ello, como nauseas, dolores abdominales o intolerancia a algunos alimentos.

La solución es controlar la ansiedad, de lo contrario los síntomas nunca se detendrán y ante este problema no resuelto, la ansiedad aumentará.

Es bueno aclarar que no se trata de hipocondría, ya que no son inventos, el paciente sí presenta los síntomas que confunde con una enfermedad física.

A veces otras enfermedades generan la ansiedad

Una lista de enfermedades se considera como generadores de ansiedad, algunas veces presentándose como miedo al miedo. Si aceptamos que el estrés constante es un generador de ansiedad, esta puede expresarse cuando un paciente presenta una enfermedad de riesgo, en la que su vida está en constante peligro. En ese momento aparece la ansiedad.

Muchos pacientes con hipotiroidismo, Parkinson, personas propensas a ataques de pánico o una enfermedad grave, son frecuentes que desaten problemas de ansiedad.

El tratamiento de este tipo de ansiedad está más enfocado en el problema de raíz que es la enfermedad orgánica, estando seguros que si se elimina esa causa la ansiedad tiende también a desaparecer.

Puedes confundir la ansiedad con otras patologías

Son tantas las causas que pueden generarnos ansiedad que es muy fácil confundirla con otros trastornos psicológicos, e incluso con enfermedades patológicas.

Nos referimos a enfermedades con síntomas parecidos a trastornos obsesivo compulsivo o crisis de pánico, por nombrar algunos de ellos. También podemos experimentar depresión y en algún momento desarrollar etapas de ansiedad. De ahí la importancia de acudir a un especialista para ser diagnosticado de forma acertada. Este trastorno no debemos tomarlo a la ligera, con un diagnóstico acertado a tiempo podemos controlar la ansiedad y seguir con un ritmo de vida emocional estable.

Todos en algún momento podemos sentir ansiedad, pero… si esto forma parte de nuestras vidas hasta el punto de llegar a afectarnos en las actividades que realizamos ¿necesito ayuda psicológica? claramente es momento de buscar ayuda especializada para controlar la ansiedad a tiempo, sin llegar a experimentar graves consecuencias o evitar una ansiedad crónica.


DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here