Cómo se clasifica la basura correctamente

Cómo se clasifica la basura correctamente

1 12921

Llamamos basura al conjunto de desechos o residuos que se debe eliminar y que ha sido generado por el ser humano. Aunque no seamos conscientes de ello, diariamente acumulamos en todos los hogares una gran cantidad de residuos que deben ser clasificados correctamente para que lleguen al destino adecuado, dependiendo de su composición.

cómo se clasifica la basura

Pues bien, atendiendo a la composición, podemos clasificar la basura en distintas categorías:

- Basura orgánica: es de origen biológico, es decir, alguna vez fue parte de un ser vivo. Por ejemplo: hojas, ramas, cáscaras…

- Basura inorgánica: provienen de origen no biológico, industrial o cualquier otro proceso. Por ejemplo: plástico, vidrios o textiles sintéticos.

- Residuos peligrosos: deben ser tratados de manera especial, ya sean de origen biológico o no. Por ejemplo: ácido, sustancias corrosivas o infecciosas.

Es importante tener clara esta clasificación para saber cómo se clasifica la basura correctamente y poder realizar el proceso de reciclaje de manera eficiente para nuestro medio ambiente. Por, eso vamos a ver cómo se realiza este proceso y por qué es importante realizarlo.

Cómo se clasifica la basura correctamente

En la actualidad, la mayoría de ciudades cuentan con 5 contenedores de basura diferentes:

- Papel y cartón

- Plásticos y envases

- Vidrio y cristales

- Basura orgánica

- Desechos

Además de los contenedores anteriores, suele existir lo que denominamos punto limpio. Este punto limpio se podría definir como un lugar o emplazamiento que utilizamos para llevar determinada basura que, ya sea por su tamaño o por su composición, no puede dejarse en ninguno de los contenedores anteriores. Suelen estar ubicados a las afueras de las ciudades y sirven, por ejemplo, para llevar un sofá viejo cuando compramos un sofá nuevo, llevar sacos de escombro cuando realizamos una reforma en el hogar, etc.

Pues bien, vamos a ver cómo se clasifica la basura correctamente en cada contenedor (los colores de los contenedores pueden ser variables de unas ciudades a otras):

1) Contenedor papel y cartón (color azul)

Aquí depositaremos periódicos, libros, sobres, bolsas, cajas de cartón (plegar antes de depositar) y similares.

Es importante que no depositemos productos mixtos que lleven papel y plástico, bricks, papeles muy sucios (por ejemplo, servilletas que utilizamos para comer y limpiarnos), corcho (porexpan).

Mención especial a los bricks, que podemos pensar que son cartón pero deben ser reciclados en el contenedor de envases y plásticos que vemos a continuación.

2) Contenedor envases y plásticos (color amarillo)

 Depositaremos los bricks que mencionábamos anteriormente, botes, latas, botellas de plástico, aerosoles y sprays, envases de porexpan (la bandeja en la que viene la carne, por ejemplo), guantes de goma, redes de fruta, etc.

3) Contenedor cristales y vidrios

 Depositaremos jarras, vasos y copas de cristal, botellas de vidrio y botes de conservas.

No depositaremos espejos o cristales de ventanas, lámparas, tapones de botellas, fluorescentes, etc.

4) Contenedor orgánico

Depositaremos restos de comida, sobres de infusiones, servilletas usadas, palillos, cerillas, tapones de corcho, huesos de fruta, cáscaras de huevo o de marisco, etc.

No depositaremos aceite usado, colillas, compresas, pañales o residuos de barrer.

 5) Contenedor de desechos

 Aquí si depositaremos los residuos de barrer, las colillas, pañales, compresas, chicles, fregonas, bolsas de aspiradores, cepillos de dientes, etc.

No depositaremos pilas, juguetes de niño o ropa

Puntos limpios

Todo lo que hemos dicho que no se debe depositar en estos contenedores deberá ser llevado al punto limpio. En el caso de las pilas y las tintas de impresora ya existen minipuntos limpios en algunas ciudades. Son una especie de contenedor con forma de caja metálica ubicados en cualquier parte de la ciudad.

Algunos de los desechos que depositaremos en los puntos limpios son: pilas, pinturas, radiografías, ropa, mobiliario, maderas o cualquier juguete.

¿Por qué debemos reciclar?

 Más de la mitad de residuos que generamos son materia orgánica que sirve para reutilizarse como abono de calidad para las plantas y cultivos, evitando así los abonos químicos.

Respecto a la materia inorgánica, tenemos el reciclaje del vidrio o del papel que suponen un ahorro de la utilización de materias primas. En cuanto al plástico, podemos decir que su reciclaje en el contenedor adecuado evita la muerte de muchos animales

En cuanto a los residuos peligrosos, es importante mencionar el caso de las pilas para que se hagan una idea de lo que sucede si no se reciclan. Cuando no reciclamos las pilas (formadas por mercurio y cadmio, materiales muy tóxicos), van hasta los vertederos junto a toda la materia orgánica y allí el mercurio escapa y llega hasta el agua, de ahí a los peces y de ahí a nuestro organismo. Una sola pila de botón puede llegar a contaminar 600.000 litros de agua.

¿Se imaginan el grado de contaminación si sumamos todas las pilas de todo el mundo que no reciclamos correctamente?

 Es muy importante saber cómo se clasifica la basura correctamente para que nuestro medio ambiente, nuestro ecosistema y nuestro planeta ser mantengan intactos para que todos los que vengan detrás y nosotros mismos no se vean perjudicados. ¡Cuidemos nuestro planeta, no nos cuesta nada!

1 COMENTARIO

Responder